¿Quién la sufre más, hombres o mujeres?

Cuando se trata de rupturas amorosas, el sufrimiento es un sentimiento común, pero ¿Quién la sufre más, hombres o mujeres?

¿Quién no ha sufrido por el desamor? Aquellos a quienes les han roto el corazón seguramente se han preguntado, ¿por qué el/ella no sufre tanto como yo?

Ahora la ciencia nos explica: las rupturas amorosas si se experimentan distinto entre hombres y mujeres.

Investigadores de la Universidad de Binghamton y de la Universidad College de Londres realizaron investigaciones al respecto.

Pidieron a 5,705 participantes en 96 países evaluar el dolor físico y emocional de una ruptura amorosa.

Para este ejercicio, fijaron  una escala de uno (nada) a 10 (insoportable).

Descubrieron que las mujeres suelen resultar más afectadas por los rompimientos, reportando niveles más altos de dolor físico y emocional.

Los resultados demostraron que esta situación afectaba más a las chicas que a los chicos.

También se descubrió que las mujeres tienden a recuperarse mejor y salir de ésta más emocionalmente fuertes.

Los hombres por otro lado, nunca se recuperan, simplemente siguen con su vida.

Los científicos apuntan que estas diferencias se deben a la biología.

El sexo femenino tiene más que perder cuando se involucra con la persona incorrecta.

Esto se debe a que un corto encuentro romántico puede derivar en nueve meses de embarazo.

Mientras que para un hombre no existen consecuencias terminado el encuentro.

Es este riesgo biológico más alto, que, a largo del tiempo evolutivo, ha hecho que las mujeres sean más exigentes al seleccionar a un compañero.

Por ende, la pérdida de la relación con la pareja seleccionada le ‘duele más’.

A la inversa, como los hombres han evolucionado para competir para la atención romántica de las mujeres.

La pérdida de la pareja para él puede no ‘doler’ tanto al principio.

Es probable que el hombre sienta la pérdida profundamente cuando se de cuenta que deberá comenzar a competir una vez más para reemplazar la pareja que ha perdido.

Peor aún, se de cuenta que su pérdida es irremplazable.

El equipo de investigadores afirma que las rupturas amorosas son importantes.

Esto debido a que la mayoría de nosotros experimentará un promedio de tres para los 30 años, de las cuáles al menos una nos afectará tan fuertemente que disminuirá nuestra calidad de vida por meses o semanas.

Los resultados, publicados en el diario Evolutionary Behavioral Sciences, son importantes debido a que un corazón ‘roto’ puede derivar en decisiones como renunciar, dejar la escuela e incluso involucrarse en conductas de riesgo. Por lo tanto descubrir sus mecanismos biológicos puede ayudar a mitigar sus efectos.

Con información de Muy Interesante