Real de Catorce, un lugar lleno de historias

Real de Catorce en San Luis Potosi, te cautivará

Antaño existió un pueblo de piedra, Real de Catorce, desbordante de plata, capaz de hacer un largo túnel como ostentación de poder. También hubo otro de piedra, saqueado por la bola, casi fantasmal, con perros salvajes y ancianos que aguardaban la muerte.

Uno adonde acudían los jóvenes temerarios que buscaban respuestas, y otro que se coloreaba con los huicholes y con quienes gustaban estudiar su mística. Real de Catorce es un poblado con rostro de piedra, sabor, sensaciones y sentimientos.

Características:

​​​Se incorporó al programa Pueblos Mágicos en el año 2001​​.
Real de Catorce está forjado a partir de esta cultura minera y también de la cultura de los huicholes. ​
En 1778 empezó la etapa de mayor esplendor en Real de Catorce. Sus minas, junto con las de Zacatecas y Guanajuato fueron hasta entrado el siglo XX líderes en la extracción de plata.​
Hay varias teorías sobre el nombre de Real de Catorce. Una de ellas habla de una banda de ladrones que robaba en los caminos del lugar; al ser aprehendidos y ejecutados sumaron 14 y de ahí surgió el nombre.​

Atractivos:

​​Parroquia de la Purísima Concepción
Túnel de Ogarrio​
Museo Parroquial Padre José Robledo
Plaza de toros y el palenque de gallos​

Festividades:

San Francisco de Asís, el 4 de octubre se honra a San Francisco de Asís o “Santo Charrito” como también se le conoce, quien sale de su iglesia en peregrinación por todo el pueblo. ​
Día de Muertos, los días 1 y 2 de noviembre, en el panteón del pueblo, se celebra el tradicional Día de Muertos, sólo que de manera solemne y en silencio.​

Ubicación:

Real de Catorce se localiza a 239 km de San Luis Potosí, la capital del estado​.

A continuación desmenuzamos algunas de las razones que hacen de este sitio sea una visita obligada para todos los que amen ir en busca de las raíces de México:

1.- Túnel Ogarrio

El ingreso al pueblo se hace a través de Túnel de Ogario de 2,300 metros, el cual es único en el país. El 23 de Julio de 1897, comenzó la perforación del cerro y actualmente es la vía que comunica a Real de Catorce con el primer atractivo turístico del pueblo.

Para apreciarlo bien es necesario recorrerlo a pie y percibir los detalles que no se notan al atravesarlo en auto, como los tiros que se aprecian a los costados y que han permanecidos inalterados desde finales del siglo XIX o una capilla.

2.- Antigua Casa de la Moneda

Hoy es la Casa de Cultura y te sorprenderá tanto su historia como su arquitectura. En 1815 se comenzaron a hacer monedas de bronce llamadas cuartillas y funcionó como Casa de la Moneda hasta 1865. El interior tiene tres niveles y muchas salas con exposiciones de monedas, cartonería, fotografías, pinturas y arte huichol, entre otras interesantes piezas.

3.- Plaza Hidalgo

Si quieres conocer el pueblo tienes que caminar por sus calles y explorar todos sus rincones. La Plaza Hidalgo es uno de los lugares que no te pueden faltar si viajas a Real de Catorce.

En el centro hay un quiosco de hierro labrado que sustituyó a una fuente en 1928. A su alrededor hay un tranquilo jardín y constituye el punto ideal para dar una vuelta y recorrer los comercios que están alrededor.

4.- Pueblo fantasma

Los mismos pobladores llaman así a este lugar que alberga edificaciones abandonadas que se imponen en medio del desierto, lo que despierta una atmósfera fantasmagórica.

Estas instalaciones son las ruinas de los edificios que comprendían las haciendas de beneficio de las Minas de Concepción y el tiro del Compromiso, cuyo auge se dio entre 1880 y 1940.

5.- Antiguo Panteón de San Francisco

Es una de las construcciones más antiguas de Real de Catorce. Consta de dos secciones, una dedicada a San Francisco y otra a la Virgen de Guadalupe. En la primera, los franciscanos edificaron una capilla hacia 1775, cuando el lugar se llamaba Los Álamos.

El trayecto hacia el lugar es agradable y hay varios detalles para admirar desde la entrada. La reja está decorada con motivos en forma de peyote, lo que nos demuestra el sincretismo que existe en la región.

6.-Cerro Quemado

Se trata de la montaña más sagrada de Wirikuta. Lo ideal es conocerla en una cabalgata para disfrutar de la vegetación. En la cima encontrarás una vista espectacular. En este cerro culminan las peregrinaciones cuando viajan a Wirikuta a comunicarse con los ancestros.

Secretaría de Turismo