¿Por qué recordamos algunas cosas y otras no?

Te has preguntado ‘¿por qué recordamos algunas cosas y otras por más que queremos recordar no lo logramos?

Una investigación realizada por un equipo del Cold Spring Harbor Laboratory, en Nueva York, explica porqué recordamos una situación tan vívidamente, pero otros eventos no.

Bombardear con información a nuestros sentidos no es tan buena idea para el cerebro, ya que puede quedar sobrecargado. Es por eso que la memoria se almacena en regiones del cerebro y da prioridad a lo significativo, que posteriormente se transforma en la memoria a largo plazo.

El estudio, publicado en la revista Cell, revela cómo las emociones podrían ayudar al cerebro a “decidir” qué recuerdos retener y que otros desechar.

Los recuerdos están pensados para fortalecer la conexión entre neuronas. Estas conexiones de chasis dependen de los receptores para enviar y recibir “los datos del cerebro.”

Las investigaciones anteriores muestran que el estrés emocional está relacionado con un aumento en la hormona norepinefrina en el cerebro. Sin embargo, exactamente como la hormona del estrés influye en los procesos asociados a las conexiones neuronales y formación de la memoria sigue siendo un misterio.

Hailan Hu de Cold Spring Harbor Laboratory en Nueva York y sus colegas, hicieron pruebas con ratones de laboratorio, encontrando que la norepinefrina, así como el estrés emocional, conduce a un cambio químico en algunos receptores cerebrales, modificando lasconexiones de intercambio en el fortalecimiento de las regiones de memoria en el cerebro de los ratones.

Los estímulos que no serían suficientes para formar una memoria ahora pueden formar una memoria“, aseguró Roberto Malinow, de Cold Spring Harbor Lab.

Demasiada cantidad de la hormona del estrés puede ser contraproducente, causando un lapso en la memoria.”

Es por eso que si eres demasiado emocional, es posible que no recuerdes muchas cosas a la perfección.

Si estás cansada de perder minutos valiosos cuando estás por salir al trabajo o a estudiar, aquí te damos tips que te ayudarán a evitar estas terribles situaciones que nos llenan de tensión:

Relaciona las cosas: Ubica las cosas que usas con frecuencia en lugares por donde pasas usualmente para tomarlas. En el caso de las llaves, puedes ponerlas en la mesa o un lugar cerca a la puerta para cogerlas cuando estamos de salida. De igual forma, déjalas en el mismo lugar ni bien llegas a casa.

Tecnología: Para no olvidar dónde dejamos las cosas, puedes anotarlo en tu smartphone. Incluso, puedes tomar una foto del lugar donde lo dejas y así puedes ubicarlo más rápido.

Imagen mental: Cuando vas a guardar, tómate el tiempo de visualizar bien el objeto y el lugar donde lo estás ubicando. Así podrás recordar más rápido donde dejaste las cosas.

Lista: Antes de entrar en desesperación, es mejor que te tranquilices y hagas una lista de los lugares que recorriste antes de perder lo que estás buscando.

Lugares ocultos: Si ya buscaste por todas las partes visibles, entonces es hora de que comiences a rebuscar en esas partes ocultas. Lo puedes encontrar refundido.

Verbalizar las tareas mientras te desplazas de habitación a habitación podría ayudarte a recordarlas. Por ejemplo, si vas al baño a tomar tu multivitamínico, repítete: “Voy a tomar mi multivitamínico” hasta que llegues a tu destino.

Crea señales distintivas cuando quieras recordar algo. Será más probable que proceses información en tu memoria a largo plazo si está asociada con información distintiva que puede servir como señal o punto de partida.

Con información de Muy Interesante y agencias