Retos que enfrenta la infancia ante el COVID-19

 

ENCOVID19, genera información que permite visibilizar y entender las afectaciones por la pandemia de COVID-19 en el bienestar de la infancia.

Como resultado de la crisis por la pandemia de COVID-19, la población en general y en especial la infancia;  enfrentan una serie de retos en múltiples aspectos de su vida, relacionados con su bienestar, según la encuesta mensual ENCOVID19 Infancia.

La ENCOVID19 Infancia es una encuesta de la Universidad Iberoamericana, a través del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE) y UNICEF México que generar información que permita visibilizar y entender las afectaciones por la pandemia de COVID-19 en el bienestar de las niñas, niños y adolescentes en México.

Entre sus principales hallazgos encontrados por la ENCOVID19 que derivan retos que los niños, niñas y adolescentes de México deben enfrentar están:

Reducción del ingreso familiar y seguridad alimentaria
La pérdida de empleo que de mayo a junio fue de entre 20.0% y 35.2% ha generado presiones económicas que se reflejan en una disminución en sus niveles de seguridad alimentaria.

Según los resultados obtenidos a nivel nacional, uno de cada 3 hogares con niñas y niños experimentó inseguridad alimentaria moderada o severa, es decir, se quedaron sin alimentos o pasaron hambre por falta de dinero o recursos entre mayo y julio.

El porcentaje de hogares con niños, niñas y adolescentes en inseguridad alimentaria severa ha pasado de 12.2% a 15.2% entre mayo y julio.

Sin embargo, en el mismo periodo de tiempo, la proporción de hogares con seguridad alimentaria ha disminuido de 36% a 27.2%.

Salud mental
Otro de los factores de afectación en los menores de edad son los referentes a la salud mental, de acuerdo con la ENCOVID19, en julio 33.8% de las personas en hogares con población de cero a 17 años presentaron síntomas severos de ansiedad.

Asimismo, en el mes de junio, se presentaron mayores niveles de depresión, cuando 24.6% de las personas mayores de 18 años reportaron tener síntomas de este padecimiento.

Además, las experiencias de depresión se observar mayoritariamente en los hogares de menores ingresos, donde este porcentaje alcanzó 30.3%.

Aprendizaje en casa
De acuerdo con la ENCOVID19, 89.1% de los entrevistados reportó que las niñas, niños y adolescentes tomaron clases a distancia durante la cuarentena, correspondiente al ciclo escolar 2019-2020. De esta cifra, el 95% de los hogares de mayores recursos mantuvieron la asistencia a clases a distancia, mientras que 85% de hogares de bajos recursos reflejaban un potencial riesgo de rezago.

Sin embargo, también enfrentan retos importantes debido a la falta de medios para acceder a la educación a distancia: solo 39.5% reporta tener conexión fija a internet, 34.0% tener al menos una computadora y 49.1% tener dos o más celulares, todos ellos con importantes diferencias entre niveles socioeconómicos.

Los medios más utilizados durante los procesos educativos a distancia fueron el internet con 52.2%, el teléfono celular con 37.8%, y la televisión con 32.2%.

Acceso a programas de protección social y bienestar
A nivel nacional, cerca de uno de cada dos hogares con niñas, niños y adolescentes de bajos recursos recibe algún programa social, no obstante, todavía muchos declaran no recibir ningún apoyo.

El porcentaje del total de los hogares que reportan recibir una o más ayudas de gobierno o programas sociales aumentó de 27.2% en junio a 40.2% en julio. En hogares con población infantil y adolescente este indicador fue de 42.6%, mientras que en los hogares sin niños fue de 36.5%.

Con información de agencias, UNICEF y Redacción Uno TV. foto agencias