¿Sabes qué es un frente frío?

El frente frío es una franja de inestabilidad que ocurre cuando una masa de aire frío se acerca a una masa de aire caliente.

Diversas regiones de México han sido azotadas por algún frente frío que provoca, aguanieve y ráfagas de viento, lo que se debe a una mezcla de diversos fenómenos meteorológicos.

¿Qué es un frente frío?

El frente frío es una franja de inestabilidad que ocurre cuando una masa de aire frío se acerca a una masa de aire caliente. El aire frío, siendo más denso, genera una «cuña» y se mete por debajo del aire cálido y menos denso.

Los frentes fríos se mueven rápidamente. Son fuertes y pueden causar perturbaciones atmosféricas tales como tormentas de truenos, chubascos, tornados, vientos fuertes y cortas tempestades de nieve antes del paso del frente frío, acompañadas de condiciones secas a medida que el frente avanza. Dependiendo de la época del año y de su localización geográfica, los frentes fríos pueden venir en una sucesión de 5 a 7 días.

¿Qué debemos esperar?

Durante los siguientes días se prevé que continuará el ambiente de frío a muy frío en el norte, el noreste, el occidente y el centro de la república, y se prevén lluvias de diferente intensidad, vientos fuertes, con posibilidad de formación de tolvaneras y remolinos, y condiciones para la precipitación de nieve o aguanieve en las zonas altas de diversas regiones, informó la Conagua.

Las recomendaciones

Ante los fenómenos meteorológicos que afectan algunas partes de México, las autoridades del país recomiendan evitar la exposición prolongada al ambiente frío, así como los cambios bruscos de temperatura.

A los automovilistas que circulan por las carreteras nacionales, por seguridad se les sugiere estar atentos a las condiciones de baja visibilidad por las nieblas, así como tener paciencia y disminuir la velocidad, así como tener cuidado en el pavimento mojado. Igualmente, se sugiere evitar transitar en caminos nevados o congelados.

La Secretaría de Gobernación recomienda prestar especial atención a niños, personas de la tercera edad y enfermos, así como a las mascotas, que también son susceptibles al frío.

En momentos extremadamente fríos y/o con vientos fuertes, es necesario limitar la cantidad de tiempo al aire libre, ya que las exposiciones prolongadas al aire frío hacen que se esfuerce más el corazón o la presión arterial suba demasiado.

En la calle, es necesario prestar atención al cableado eléctrico, árboles así como a espectaculares o bardas que por las rachas de viento puedan caer.

Con información de National Geographic en Español.