Para muchos, su segunda lengua es el sarcasmo

¿El sarcasmo te hace ser mejor persona? sí… claro.

Aunque todo el mundo lanza comentarios llenos de sarcasmo de vez en cuando, las personas sarcásticas expresan su sentido del humor a través de la ironía mediante frases que desafían al entendimiento literal.

Muchas personas que se identifican como sarcásticas afirman que no pueden reprimir los comentarios mordaces. Para ellos, son algo tan natural —e importante— como respirar.

En tu grupo de amigos eres el que siempre ven feo porque tus respuestas están llenas de sarcasmo e ironía y te sientes incomprendido porque básicamente crees que los demás son tontos. No te preocupes, ser el sarcástico sin escrúpulos tiene algunos beneficios para ti.

Es indicio de salud mental: El sarcasmo ayuda a las funciones cognitivas, pues reside en el giro parahipocampal, una parte del cerebro que se relaciona con la memoria, de hecho si no lo detectaras probablemente eres propenso a padecer demencia.

Ayuda a elegir amistades: Por que básicamente nadie te va a querer… bueno, en realidad el sarcasmo es imprescindible para algunas relaciones sociales, las personas que son sarcásticas, suelen agudizar este talento cuando están con personas de mucha confianza por lo que no podrán entablar relaciones duraderas con quien no acepte su sarcasmo.

Puede demostrar cariño: Las personas sarcásticas suelen demostrar cariño de la única forma que saben, con comentarios mordaces. Aunque puede resultar un poco peligroso para las personas que no lo ponen en práctica pues puede arruinar relaciones.

Te hace creativo: Se suele pensar que las personas sarcásticas son más ingeniosas. Según un estudio las personas que recibían y daban comentarios sarcásticos obtenían puntuaciones altas en el análisis de su creatividad demostrando que el sarcasmo impulsa el pensamiento abstracto.

Te libera de situaciones incómodas: El sarcasmo dirigido a alguien de confianza es menos conflictivo que el que se recibe de una persona desconocida, por tanto quienes rompen la conversación hostil con un sarcasmo, se puede percibir como una buena broma.

Es histórico: Aunque los estudios de esta curiosa forma de expresarse lleven cerca de 10 años, su historia es de siglos atrás. En la cultura occidental la frase “sí, claro” se usa de manera sarcástica un 23%, incluso los niños pequeños son capaces de detectarlo desde pequeños por estar en un mundo permeado de él.

Te hace pensar: Esta habilidad es una de las mejores formas de ejercitar el cerebro, el cual tiene que hacer un sobreesfuerzo para procesar los comentarios sarcásticos, lo que a su vez puede hacerlo más capaz de resolver problemas.

Te ayuda a sobrevivir: Algunos científicos creen que pudo ser una ventaja evolutiva debido al papel que tiene en las relaciones sociales, lo que a su vez se entiende que el sarcasmo es parte de un comportamiento evolucionado.

Te dice de dónde vienes: Un estudio llegó a la conclusión de que el 56% de los entrevistados del norte de Estados Unidos percibían el sarcasmo como algo divertido en comparación con los estados sureños, los cuales sólo 35% lo consideraba algo agradable.

El sarcasmo se puede evitar:…Si claro.

Así que ya lo sabe, si usted es una fuente incontrolable de sarcasmo, sepa que probablemente usted sea un ser más sincero que sus compañeritos.El sarcasmo es una herramienta que puede usarse para bien o para mal.

Si eres sarcástico en el momento equivocado o con la persona equivocada, terminarás hiriendo a alguien. Sin embargo, el sarcasmo puede provocar risas si se usa con humor y sin insultos.

  • Recuerda el tacto, el tiempo y el objetivo.
  • Cuando escojas tu objetivo, asegúrate de que sepa el concepto de sarcasmo. Los niños a menudo dicen comentarios sarcásticos al fijar un objetivo débil (aunque la mayoría de los niños no comprende el sarcasmo hasta los 12 años).
  • Demuéstrales a quienes traten de hacerte sentir mal que no pueden arruinarte el día. El sarcasmo puede menguar cualquier conflicto verbal. Si alguien trata de hacerte sentir mal o de usar un lenguaje soez, pon una mala cara y di: “Hum, ¡qué agresivo!” o “¿Dije algo sensible?”.
  • No insultes a nadie en una discusión. Utiliza el sarcasmo solo para demostrar que sus resultados no te afectan y que está perdiendo su tiempo.

The Huffington Post.