¿Casi siempre olvidas dónde dejas las cosas?

Cuando estamos contra el tiempo, siempre pasa que no encuentras las cosas que necesitas en el momento, .

Normalmente, son las llaves o el celular que, por si fuera poco se encuentra en vibrador. Y es que a veces hacemos las cosas de manera “automática” que no recordamos dónde hemos dejado las cosas.

Si estás cansada de perder minutos valiosos cuando estás por salir al trabajo o a estudiar, aquí te damos tips que te ayudarán a evitar estas terribles situaciones que nos llenan de tensión:

Relaciona las cosas: Ubica las cosas que usas con frecuencia en lugares por donde pasas usualmente para tomarlas. En el caso de las llaves, puedes ponerlas en la mesa o un lugar cerca a la puerta para cogerlas cuando estamos de salida. De igual forma, déjalas en el mismo lugar ni bien llegas a casa.

Tecnología: Para no olvidar dónde dejamos las cosas, puedes anotarlo en tu smartphone. Incluso, puedes tomar una foto del lugar donde lo dejas y así puedes ubicarlo más rápido.

Imagen mental: Cuando vas a guardar, tómate el tiempo de visualizar bien el objeto y el lugar donde lo estás ubicando. Así podrás recordar más rápido donde dejaste las cosas.

Lista: Antes de entrar en desesperación, es mejor que te tranquilices y hagas una lista de los lugares que recorriste antes de perder lo que estás buscando.

Lugares ocultos: Si ya buscaste por todas las partes visibles, entonces es hora de que comiences a rebuscar en esas partes ocultas. Lo puedes encontrar refundido.

Verbalizar las tareas mientras te desplazas de habitación a habitación podría ayudarte a recordarlas. Por ejemplo, si vas al baño a tomar tu multivitamínico, repítete: “Voy a tomar mi multivitamínico” hasta que llegues a tu destino.

Crea señales distintivas cuando quieras recordar algo. Será más probable que proceses información en tu memoria a largo plazo si está asociada con información distintiva que puede servir como señal o punto de partida.

Ayuda a tu memoria. Agrega más canales de información, si observas algo lo recordarás, pero si también lo escuchas y además lo escribes, será más fácil recordarlo, inténtalo, no lo olvides.

Todo puede ser una señal, pero relacionar activamente información nueva a cosas que ya recuerdas es una buena estrategia