Subastarán bocetos de “La Marcha de la Humanidad»

 

El proyecto que Siqueiros empezó cuando estuvo preso en Lecumberri, bocetos de “La Marcha de la Humanidad»

La casa de subastas Morton anunció que subastará dos de los bocetos que fueron la base de para el reconocido muralLa Marcha de la Humanidad” de David Alfaro Siqueiros.

“La Marcha de la Humanidad” es uno de los proyectos más emblemáticos del muralista mexicano, que son la pieza central de lo que hoy se conoce como el Polyforum Siqueiros, el singular edificio que se encuentra sobre la Avenida de los Insurgentes No. 701 y que es constituido por 12 paneles que conforman la totalidad de la pieza.

La casa de subastas acaba de pasar por una polémica serie de demandas de instituciones mexicanas en relación con otras obras de arte.

Fue la gerente del Departamento de Arte Moderno de la casa de subastas Morton, Sofía Duarte, la que anunció que muy pronto se podrán a la venta las emblemáticas piezas con las que el muralista mexicano armó una de sus obras más populares. El concepto de dicho mural fue creado en uno de los periodos en los que el muralista permaneció en la cárcel de Lecumberri, en donde fue un preso político debido a su militancia en la ideología comunista. Así lo dijo en una conferencia de prensa que dieron para anunciar la venta:

Son parte de la conceptualización de cómo empezó a trabajar estos fragmentos. En estos dos estudios experimenta e integra técnicas que posteriormente plasmó en el mural más grande del mundo. El proyecto comenzó cuando él estaba preso en Lecumberri, y tuvo contacto con don Manuel Suárez y Suárez, quien lo convocó para realizar unos murales para cuando saliera de la cárcelDavid Alfaro Siqueiros ideó el mural del Polyforum durante una de sus estancias en la prisión de Lecumberri

Y es que, luego de que Suárez le propusiera a Siqueiros el proyecto, el pintor realizó una gran cantidad de dibujos y esquemas que lo hizo considerarlo como algo mucho más grande. Y lo que inicialmente había sido planeado para estar en la zona de casinos en Cuernavaca, pero posteriormente ambos buscaron una ubicación más prominente y decidieron que fuera en la capital del país.

Las dos piezas que se tienen en la subasta son parte de sus bocetos, la primera es un ensayo previo a la parte de ‘Paisaje y ecología’ y el otro muestra a unos personajes dinámicos que están avanzando hacia adelante, y que resultaron ser muy singulares de este mural. Ambas obras muestran el dinamismo de las figuras que distinguían a la obra de Siqueiros.

A pesar de que se tienen contabilizadas las piezas del mural, se sabe que la construcción del mismo fue específicamente dirigida por Siqueiros, por lo que los bocetos fueron adaptándose conforme se iba definiendo el espacio en el Polyforum. Así lo dijo la especialista Constanza Infante, experta en valuación y Arte Latinoamericano de Morton:

Para poder proyectar los dos murales como están en el Polyforum Siqueiros hubo innumerables trabajos previos. Estas piezas no son las únicas, debe haber muchísimas más piezasLa casa de subastas pondrá a la venta los bocetos primigenios del mural.

Las piezas tienen un valor de 6 a 8 millones de pesos por el primer boceto (perteneciente al lote 70) mientras que la segunda pieza (perteneciente al lote 71) está valuado entre 5.5 a 7 millones de pesos. Ambos han sido certificados como piezas auténticas y serán subastados el 19 de noviembre, a las 17 horas y será a través de una transmisión en vivo en su sitio web.

Recientemente Morton se vio envuelta en la polémica luego de que las autoridades mexicanas demandaran a la casa de subastas cuando anunciaron la venta de una carta que pertenecía a Miguel Hidalgo, la cual estaba verificada como auténtica. El problema es que dicha carta formaba parte de un acervo del Archivo General de la Nación (AGN), por lo que el documento pudo haber sido robado de las bóvedas del AGN. Tras la demanda, la casa de subastas regresó el documento y lo retiró de su catálogo de ventas.

Este no fue el único incidente con la casa de subastas ya que también fue demandada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) luego de que anunciaran la venta de unos manuscritos que datan del siglo XVIII y XIX. El problema fue que esos documentos estaban bajo la protección del Instituto por lo que no tenían derecho de ponerlos a la venta al pertenecer a la nación. La casa de subastas únicamente los retiró de su catálogo de ventas.

«La Marcha de la Humanidad» es uno de los murales más característicos del pintor mexicano (Foto: Cuartoscuro) Por Infobae