T-MEC entra en vigor en un tenso contexto

T-MEC entra en vigor en un contexto adverso. Pandemia generará caída del comercio en América del Norte.

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) entrará en vigor el próximo 1 de julio en un contexto adverso derivado de la pandemia, que ocasionará tan solo en América del Norte que el comercio retroceda entre 17% y 40%, lo que impactará de manera “dramática” la actividad económica de la región.

En el seminario sobre el T-MEC, la subsecretaria de Comercio Exterior, Luz María de la Mora Sánchez, dijo además que el nuevo acuerdo entraría en un contexto de tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, pero a la vez, aunque es un acuerdo con nuevas reglas, “esperamos que ayude en el proceso de recuperación del comercio posicionando a la región de América del Norte”.

El gran objetivo del T-MEC, expuso De la Mora Sánchez, es que aun en un panorama complicado como el actual ofrezca “certidumbre a los exportadores e inversionistas”, es decir, que amparados bajo las reglas “seamos más competitivos y atractivos para la inversión”.

Recordó que una vez que entre en vigor el T-MEC dejará de operar en su totalidad el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), vigente desde el 1 de enero de 1994.

Con el nuevo acuerdo entre México y sus socios, explicó la subsecretaria, esperamos mitigar el impacto de la pandemia que ha sido muy significativo, porque para atender la emergencia sanitaria se ha tenido que recurrir al distanciamiento social, aislamiento, pero sobre todo implicó cerrar las actividades económicas.

Recordó que el cierre de actividades impactó la economía mundial, donde se prevé una caída de 3% del crecimiento global; mientras que en México se espera que el Producto Interno Bruto (PIB) retroceda entre 4.6 y 8.8 por ciento en 2020.

Dijo que con datos de la Organización Mundial de Comercio, se espera una baja en el comercio mundial de mercancías de entre 13 y 32 por ciento, y para América del Norte se prevé una caída del comercio entre 17 y el 40 por ciento.

“Siendo México una economía tan dependiente del comercio internacional, evidentemente esto tendrá un impacto muy dramático en lo que se refiere al comercio y actividad económica”.

La subsecretaria expuso que con el T-MEC y su próxima entrada en vigor la perspectiva es recuperarse de dramática caída del comercio y con ello restablecer las cadenas de proveeduría que tuvieron que ser interrumpidas, como resultados de la emergencia sanitaria.

El Horizonte, foto agencias