Tenista hace berrinche y su madre lo regaña

Tenista hace berrinche y casi golpea a su padre con la raqueta; su madre baja a regañarlo

El tenista griego Stefanos Tsitsipas se mostró enojado tras perder el primer set ante el australiano Nick Kyrgios

El griego Stefanos Tsitsipas estampó su raqueta contra el banquillo donde estaba sentado el capitán del equipo griego y padre del tenista, Apostolos Tsitsipas, tras perder el primer set ante el australiano Nick Kyrgios por 7-6(7), y se llevó una reprimenda de su madre y extenista Julia Apostoli.

La raqueta del número uno griego llegó a rozar el brazo de su padre, quien mostró gestos de dolor tras el pequeño incidente.

Tsitsipas acabó perdiendo la contienda ante el jugador de Canberra por 7-6(7), 6-7(3) y 7-6(5) en un partido que duró dos horas y media.

Esto hizo que su madre, la extenista Julia Apostoli se acercara a la barandilla de las gradas y regañara a su hijo por su actitud.

Además del regaño, el tenista se llevó una amonestación por actitud antideportiva.

Stefanos Tsitsipas se proclamó campeón de las ATP Finals 2019 tras derrotar al austriaco Dominic Thiem en la final por 6-7 (6), 6-2 y 7-6 (4). Tsitsipas demostró una vez más su resiliencia en su tercer partido en tres días tras ceder la primera manga en el ‘tie-break’. El griego igualó en la segunda manga rápidamente y en la muerte súbita de la tercera estuvo certero para llevarse el título.

Stefanos Tsitsipas. Si a alguien le quedaba alguna duda, el griego se ha convertido durante la última semana en el ojito derecho de la afición, no sólo londinense, sino del mundo entero. Su juventud, frescura y desparpajo, unidas a una resistencia admirable en momentos en los que a muchos otros les temblarían las piernas han hecho de este primer título en unas ATP Finals 2019 la consagración definitiva de alguien que está llamado a ser ídolo durante mucho tiempo. Gloria al campeón.

Dominic Thiem. Subió a los cielos y cayó a los infiernos varias veces en el mismo partido. El hecho de haber disputado el mejor partido del torneo -contra Novak Djokovic- y haber descabalgado a Zverev con relativa facilidad en semifinales lo situaban como el posible favorito al título, teniendo en cuenta que Tsitsipas tenía más carga en las piernas, pero no pudo culminar una semana de ensueño. Eso sí, ya nadie podrá decir tras esta recta final de temporada que Thiem es únicamente un jugador de tierra batida.

SD | HD EFE / MONTERREY foto Medio Tiempo y Euro Sports foto Diario As