Tiempos Mejores, Me Lleva el Diablo

Tiempos Mejores, Me Lleva el Diablo, 29 de septiembre

Siempre vendrán tiempo mejores, cantó la filósofa e ideóloga jarocha Yury. Si, vendrán tiempos mejores para los partidos en Querétaro…. en la elección para gobernador en el 21.

Priistas y expriistas preparan una alianza electoral donde el PRI contiende sin el logo del PRI, es decir como una tercera vía a Morena y al PAN.

A un mes de que el IEEQ declare oficialmente el inició el proceso local electoral 2020 – 2021, el desenlace en todos los partidos para designar candidato a gobernador se intuye, pero no se define abiertamente. Me refiero particularmente a los tres partidos políticos mayor presencia en este estado: PAN, Morena y PRI; pero es el Revolucionario Institucional el que menos claridad tiene en cuanto a aspirantes y suspirante.

Pero los tres partidos tienen sus pendientes, sus asegunes. En el PAN esta muy visto Mauricio Kuri, y en Morena están puestos Santiago Nieto y Gilberto Herrera.

Aunque se puede creer que en el 21 se dé una elección entre dos partidos: PAN vs Morena, la terca realidad nos acerca al PRI como el fiel de la balanza porque en él están viejos lobos de mar en cuestiones electorales, personajes que perdiendo ganan.

Como dijimos tricolores y extricolores tejen una especie de tercera vía, donde competirán priístas pero sin el logo del PRI.

Por debajo de la mesa anda Jesús Rodríguez tejiendo alianzas; sin protagonismo igual anda Marco Antonio León Hernández – el Muñoz Ledo queretano-, Pancho Perrusquía, Gustavo Nieto Ramírez, Rubén Galicia Medina, Juan Ramírez, Hugo Cabrera, Ernesto Luque, el mismo Roberto Loyola, sin activismo partidista pero metido en política, sin contar a las mujeres priístas o a los jóvenes que son grandes activistas en tiempos de pandemia electoral para el tricolor.

Pueden pensar que son puro cartucho quemado, pero no; son operadores políticos que si de algo saben son de cuestiones electorales, y saben que su partido no vive su mejor momento, tienen conciencia que la imagen de corrupción los golpea, pero también saben que el PAN y Morena los necesitan.

Por eso y por lo demás, y en virtud de esa cercanía del proceso electoral, el PRI sigue trabajando, su voto duro en la entidad rebasa los 15 puntos, nada despreciable, y un buen piso para meter la elección en una elección terciada: Morena, PAN y PRI, tal vez en ese orden.

Su objetivo es recuperar votación en el 21, ganar lo que se pueda y llegar al 24 con otra imagen y margen de maniobre político-electoral, y ello implica tejer alianzas con otros partidos, con organizaciones sociales, con fracciones del PAN de Morena, con todos.

Es más no descarte que vayan a la elección como priístas pero sin el nombre del PRI, sin el logo o el nombre del partido.

Por lo pronto, el tricolor le apuesta a la capital queretana y para la candidatura a la Presidencia Municipal de Querétaro hay candidata: la diputada federal María Alemán está amarrada con la postulación, con posibilidades de ganar o por lo menos de aumentar considerablemente la votación a favor del tricolor e iniciar la recuperación, como dijimos, con vista el 24.

La candidatura a gobernador va por otro carril. En la mayoría de las encuestas nacionales que se han publicado en u ejercicio ponen por el Partido Revolucionario Institucional a Roberto Loyola Vera, excandidato por este partido a la gubernatura en 2015.

Todavía hoy por el capital político que alcanzó en la elección en el 2015 – los 321 mil votos – las casas encuestadoras, y creo que con promoción del PAN, lo siguen colocando al frente de sus sondeos.

Pero la mayoría de los despachos encuestadores nacionales, hacen sus sondeos y levantamiento de opinión por teléfono, y normalmente están “cuchareadas”. Obvio, hoy el escenario es bien distinto al del 2015.

El expresidente municipal y excandidato a gobernador por el tricolor Roberto Loyola Vera, prácticamente está hoy en día retirado del activismo de su partido; no de la política.

Se ve difícil, pero no imposible, que quiera repetir la aventura para competir por la gubernatura.

Pero, los que mantienen su interés, y lo han hecho público, por participar dentro de su partido primero como precandidatos son los Ernesto Luque Hudson, el último candidato al senado por el PRI y Hugo Cabrera Ruiz, l diputado local en funciones.

Luque y Cabrera, se mantienen firmes en esta pretensión, esperando los tiempos que marque su partido, el PRI.
Hugo Cabrera aprovechando hasta donde se puede el margen de maniobra que le da la diputación, recorre la entidad, se placea en los medios, y teje alianzas.

En la imaginaria electoral del tricolor puede aparece Jesús Rodríguez, que nunca ha negado que quiere ser candidato a gobernador, aunque ande exhibiéndose con los de Redes Sociales Progresistas, total una alianza siempre suma.

Así las cosas, en el panorama político local, aunque aparentemente algunos como Kuri, o Nieto, ya se vieron, aun no hay nada para nadie, y ni por error está definida esta elección para gobernador.

 

tiempos mejores