Tipos de suegra que nadie desea tener

En el mundo existen varios tipo de relaciones, checa si te topaste con algún tipo de suegra que nadie desea tener

La suegra puede ser difícil de tratar, quién ha tenido alguna vez una lo sabrá de sobras. La relación con la madre de una pareja siempre se percibe como algo poco apetecible o incluso terrorífico.

Aunque, también es cierto que si conseguimos conocerla bien al final puede surgir una buena relación familiar. Pero, ¿te has preguntado alguna vez si hay en el mundo una suegra peor que la que te ha tocado a ti?

Presta atención y descúbrelo en este artículo en el que vamos a presentarte a 5 tipos de suegra que nadie desea tener y vamos a darte alguna idea para que sepas cómo tratar con ellas.

La suegra entrometida

Es aquella a la que parece no importarle si ayuda o si está haciendo justamente lo contrario. Tiene la necesidad de saberlo todo y opinar sobre cualquier cosa que le concierna a ti y a tu pareja.

Parece sentir el deber de meterse en todo lo que tenga que ver con tu relación, porqué tiene la idea fija de que debe hacerlo por el bienestar de su hijo o hija y que de lo contrario no estará siendo una buena madre.

Es un tipo de influencia difícil de llevar, puesto que seguramente nos acabe pasando factura a los dos. Lo mejor que puedes hacer es hablar con ella y hacerle entender las cosas, que nuestra relación es cosa de dos, que cuando de verdad la necesites se lo harás saber encantado porqué realmente aprecias su ayuda, pero que nuestro día a día y nuestras dificultades las tienes que pasar en pareja.

Por supuesto, siempre escuchará más a tu pareja que a ti, por lo que si puede ser su hijo o hija quién hable con ella mejor.

La madre política manipuladora

Es el tipo de suegra que no desaprovechará ni una sola oportunidad para manipularlos para que las cosas, en nuestra relación y en la relación con ella, vayan como a ella le parece que deberían ir. Intentará convencerlos de lo que le interesa, ya sea por separado o a los dos a la vez.

Además, cuando la pilles y se lo hagas saber dirá que no sabe de qué hablas o bien, se hará la víctima. Esta madre política, normalmente es de carácter manipulador en todas sus relaciones y amistades.

Es realmente difícil lidiar con una suegra así, puesto que parece ser que su carácter es así con la mayoría de gente.

Lo más fácil que puedes hacer es que ambos la conozcan y darnos cuenta de cuándo está intentando cambiar las cosas para su bien sin tener en cuenta nada más, entonces podrás hablarlo bien o incluso ignorar el tema a tratar si la primera opción no funciona, así también le estarás mostrando que en tu relación hay límites que se deben respetar por el bien de todos.

La suegra inconsciente

es la que realmente no se da cuenta de lo que hace, aparece por casa cuando le apetece sin previo aviso o hace la comida en su casa sin haberles informado antes.

Pobres de ustedes, como tengan planes de otro tipo porqué, aunque no era su intención arruinarlos, ella contaba con ustedes y puede que no le siente muy bien que le canceles la visita.

¿Lo hace tan a menudo que os vuelve locos? Si se vuelve una costumbre pesada que los acaba dañando en su relación, lo que puedes hacer sin miedo es hablar con ella, pues las madres políticas con este comportamiento son comprensivas.

Lo ha estado haciendo sin ser muy consciente de lo que suponía un problema y, al enterarse de que lo sientes así, seguramente cambiará su forma de actuar contigo y tu pareja.

La madre política

que cree que no eres suficiente, es una de las peores que se puede haber puesto en tu relación, ya que es realmente difícil tratarla, pues está totalmente convencida de que tiene la razón pensando que no harás ningún bien a su hija o hijo y te lo hace saber abiertamente y continuamente.

Cuando estás con ella parece que haya estado buscando nuevas formas de dejarte en evidencia. Si desde el principio no le causaste una buena impresión, es difícil que con el carácter que tiene cambies este hecho por ti misma. Lo mejor será que tu pareja le dedique tiempo y le ayude a entender que te ha elegido a ti como pareja y que es lo que quiere, por lo que ella debe respetarlo y dejarlos hacer su vida sin dramas.

La suegra que cree que le has robado a su hijo o hija

No te lo va a perdonar nunca. Esta mujer se encuentra en proceso de adaptación, intenta aceptar que su pequeño ya no está pendiente solo de ella, si no que ahora también te tiene a ti.

Al principio puede hacerles la vida imposible, pero, si es comprensiva, conforme le vayas mostrando cómo eres, te conozca y se convenza de que no eres tan mala persona como creía, se relajará y les devolverá su espacio.

Poco a poco aceptará que no le has robado nada, sino que su pequeño ha decidido seguir su vida y que eso no significa que la haya abandonado.

Es posible que ni con tan buenas intenciones la saques de su idea fija de que entraste en su vida para fastidiar su relación con su hija o hijo. Entonces, sí que tienes  un problema serio y es tu pareja quién debe intentar que su madre cambie esta actitud poco a poco.

Laura Ruiz