Así celebra la Torre Eiffel su 130 aniversario

París celebró el miércoles los 130 años de la Torre Eiffel con un gran espectáculo nocturno.

París celebra el cumpleaños número 130 de su icónica torre Eiffel, con tremendo espectáculo nocturno de rayos láser.

Al caer la noche, luces láser comenzaron a ser proyectadas desde diversos puntos de la fachada de la torre para un espectáculo de 12 minutos, el cual se repetirá continuamente hasta el viernes por la noche. Escaladores profesionales instalaron el sistema de luces para el espectáculo.

Alrededor de 6 millones de personas suben a la torre cada año, además de las multitudes que sólo acuden a ver la creación de Gustave Eiffel para la Feria Mundial de 1889. En ese entonces era el monumento más alto del mundo y, gracias a las estrictas reglas de urbanización, aún ocupa un lugar predominante en el paisaje parisino.

La Torre Eiffel fue abierta al público el 15 de mayo de 1889, varios días después de su inauguración en la Feria Mundial.

En su plano original la torre Eiffel proponía una altura de 312 metros (la actual es de 324 metros), su primera planta abarca cuatro mil 415 metros cuadrados, la segunda planta mil 430 metros cuadrados, cinco ascensores hasta la segunda planta y un total de mil 665 escalones.

Este monumento tiene una estructura metálica de siete mil 300 toneladas y un peso total de 10 mil 100 toneladas, cuatro pilares, un cuadrado de 125 metros de lado y 18 mil 38 piezas de hierro, así como dos millones 500 mil remaches.

Desde los años 80 del siglo pasado, este hito de París ha sido renovado, restaurado y adaptado a demanda de los visitantes y ha sido escenario de diversos acontecimientos de talla internacional como: su centenario, el espectáculo pirotécnico del 2000, campañas de pintura e instalaciones de pistas de patinaje o jardines, entre otros.

Por su atractivo arquitectónico, cada año recibe a casi siete millones de visitantes, 75 por ciento de ellos extranjeros, por lo que se ha convertido en el monumento de pago más visitado del mundo y desde su inauguración ha recibido a cerca de 300 millones de visitantes del mundo.

Sin embargo, en su origen este monumento fue rechazado por artistas, quienes la consideraron monstruosa, por lo que dada su baja rentabilidad se planteó la posibilidad de destruirla en diversas ocasiones.

Horizonte Por: AP foto agencias