Actividades para fortalecer emociones de PPL’s

Comisión Estatal del Sistema Penitenciario realiza actividades para fortalecer emociones de PPL’s

A partir del mes de octubre de 2020, la Comisión Estatal del Sistema Penitenciario de Querétaro con apoyo de la Unión de Pastores de Querétaro, lleva a cabo sesiones bíblicas semanales, a través de video llamadas, para fortalecer emociones en las personas privadas de la libertad (PPL).

Derivado de las reuniones con el coordinador de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobierno, Alan Sánchez Gallardo y el presidente de la Unión de Pastores de Querétaro, Gustavo Ramírez Camacho, se acordó establecer comunicación a través de medios digitales y de manera permanente, con las personas privadas de la libertad (PPL), brindando una guía espiritual para el reforzamiento emocional de los mismos.

A través de una pareja designada por el presidente de la Unión de Pastores de Querétaro, se realizan sesiones con un tema bíblico y de oración. Dentro de los discursos temáticos se encuentran: “La felicidad relacionada con la paz interior”, “La familia”, “¿Qué es la fe?, “El compañerismo y la amistad” y “La salud”.

Las sesiones se llevan a cabo dos veces por semana y participan 25 PPL’s en cada sesión, de tal forma que comparten temas de interés que contribuyan a nutrir las necesidades emocionales de las personas privadas de la libertad del Centro Penitenciario femenil y varonil de San José El Alto.

Con estas acciones, la Comisión Estatal del Sistema Penitenciario continúa contribuyendo para que los centros penitenciarios de la entidad se sigan distinguiendo por dar certeza, garantía y respeto a los derechos humanos de las personas privadas de la libertad, como ha sido el centro de las decisiones y políticas públicas de la presente administración.

La implementación de las videollamadas en los Centros Penitenciarios ha permitido que las PPL cuenten con una herramienta que les permitan seguir aprendiendo o mantener contacto con sus familiares en la presente contingencia sanitaria por la COVID-19, sin dejar de atender las recomendaciones del cuidado de la salud.