Viene un alza en precios de energéticos y alimentos

 

Aumento de energéticos impactará en precio de alimentos, advierte Anpec

La inflación registrada al cierre de noviembre de 7.37 por ciento, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), está encendiendo las alarmas de los hogares, ya que aunado al incremento en el costo de combustibles y energía eléctrica, provocará presión en los bolsillos de las familias mexicanas al cierre de 2021 y los primeros meses de 2022.

La principal preocupación, de acuerdo con Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), es una escalada en precios de los productos alimenticios, ya que se observan aumentos tanto procesados como no procesados. de energéticos de energéticos de energéticos 

“La inflación sostenida de más de un año viene erosionando el consumo esencial y obligado de los hogares mexicanos. Podemos afirmar que el 2021 cerrará con una inflación de al menos 8 por ciento y el 2022 abrirá con una escalada de aumentos de precios en la mayoría de los alimentos. Existe el pronóstico fundado de que tendremos la mayor escalada inflacionaria de la última década”.

CheesUp

En este sentido, los datos del Inegi señalan que si bien en términos generales la inflación, que se traduce como el aumento en los precios al consumidor, se ubicó en 7.37 por ciento al cierre de noviembre, en su interior existen variaciones más abruptas.

La inflación anual de los productos agropecuarios al cierre de noviembre se ubicó en 14.36 por ciento, casi el doble que la inflación general; mientras que los energéticos registraron una inflación de 15.41 por ciento.

Tanto los productos agropecuarios como los energéticos, son insumos esenciales en la producción de alimentos procesados, que deberán absorber parte de este aumento en precios y trasladarlo a los consumidores finales.

En este sentido, se espera que alimentos como la tortilla, un producto básico en los hogares mexicanos, registre un aumento en su precio en los próximos meses; lo mismo que la carne, la leche, etcétera.

A este escenario, se suma la incertidumbre de la aparición de la nueva variante de covid-19, que podría provocar aumentos adicionales sobre el precio de diferentes productos.

Por ​AMP foto archivos