AMLO experto en la generación de caos social

AMLO experto en la generación de caos social, Tras La Verdad, por Héctor Parra Rodríguez.

Andrés Manuel López Obrador, ha demostrado en exceso ser un experto en generar el caso, después encuentra culpables, a quien imputar y derivar su propia responsabilidad.

Recordemos solo algunos de los problemas creados por el presidente de la República, derivados de su perversidad e incapacidad para gobernar.

Cómo olvidar el severo problema que creó en todos los Estados del centro de la República, bajo el trivial argumento de terminar con el “huachicoléo”. Ordenó cerrar los ductos de petróleos mexicanos que surten las gasolinas, así los delincuentes ya no podrían robar combustible. Semejante estupidez de gobernanza ¡Craso error!.

Cheese Up 20

El robo de combustible no lo resolvió. Pero creó enorme caos en el abastecimiento, no había combustible en las gasolineras, enormes filas para abastecerse. El problema repercutió en toda la cadena de transporte público. Ante la magnitud del problema creado por la pésima decisión de AMLO, las justificaciones no le faltaron: la corrupción del pasado, asociados con los “huachicoleros”.

Dados los daños y perjuicios ocasionados por la decisión del presidente, en enero de 2020, ordenó de inmediato la compra de camiones cisternas para transportar el combustible por carretera, ya no por medio de los ductos de Pemex. El problema se agravó. 671 pipas fue la compra que realizó Marcelo Ebrard, el Secretario de Relaciones Exteriores (eso informaron); sin licitación alguna, otro equívoco de operación. Las cisternas no sirvieron. Infructuoso gasto de 92 millones de dólares. caos social, caos social, caos social, caos social

Supuestamente transportarían mil 750 millones de litros de combustible. AMLO creó y generó un verdadero caos, al final le dio vuelta a la página de su irresponsabilidad. No sin antes también recordar la muerte de 137 personas por el robo de combustible, el presidente volteó hacia otro lado, los dejó morir calcinados ¡No hubo responsables!

López Obrador, bajo su mitomaniaca retórica, dio la orden de destruir toda la infraestructura del Seguro Popular, creado en el sexenio de Felipe Calderón. El pretexto, la corrupción y mal servicio. A partir de entonces crearía un nuevo sistema de salud que atendería a los más “pobres”, con un nivel de servicio como en los países del primer mundo.

Nada de lo prometido ha cumplido. Sin organización, sin previsión, ni la menor idea de cómo administrar un sistema de salud. Es día que su nueva política de salud ahora es de los peores del mundo. El Instituto de Salud para el Bienestar, ha probado ser un fiasco. Hoy no tiene la menor capacidad para dar salud a la población. Carece de medicinas, insumos hospitalarios y, por si no fuese suficiente despidieron miles de empleados bajo el pretexto de la “austeridad” y evitar corrupción.

Luego ordenaría la compra consolidada de todos los insumos hospitalarios, creando una instancia gubernamental para ello, ya que doña Raquel Buenrostro, desde la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda, fortaleció el caos amloino, luego fue removida al SAT.

Vendría otra de las ideas innovadoras de AMLO: comprar medicamentos por medio de la ONU. Tampoco dio resultado, es hora que no hay medicamentos suficientes en hospitales públicos y privados, ni en farmacias; los precios se fueron al alza por la escases. Claro, los mexicanos sufriendo las pésimas decisiones del caótico gobierno lopista. Muchos enfermos agravaron, otros han fallecido.

A la burla se suman las dolosas mentiras sobre los medicamentos para atender a los niños y niñas con cáncer. Grotescas mentiras. Que llegaron los medicamentos, pero se los robaron. Que ya llegaron los medicamentos, pero no hay en existencia. Que los productos oncológicos ya están en los hospitales de los Estados, pero no hay en existencia.

Que ya los pidieron a Corea del Sur, debido a que es muy difícil conseguirlos ¡Por fin! La UNOPS ya surtió el pedido; pero ¡Oh sorpresa! Solo pudo conseguir la mitad de los medicamentos: faltaron cerca de mil millones. Mientras López se enreda en sus propias mentiras utiliza el falaz argumento de terminar con la corrupción que había entre las farmacéuticas y la burocracia.

Lo cierto, no hay una sola prueba de la existencia de la corrupción (no significa que no hubiese existido), mucho menos un solo acusado. También es cierto, AMLO ha concentrado enormes cantidades de dinero, que significa poder, decide políticamente, no con autoridad y conocimiento de estadista, sus decisiones son pésimas, hasta hoy han generado caos en la política de salud con repercusiones graves para los mexicanos. Vamos, llegó al extremo de calificar de “golpistas” a los niños y niñas con cáncer, todo por reclamar la entrega de medicamentos y que, a falta de ellos han ocasionado cientos de muertos de menores con cáncer.

 

 

Acechan

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de Okey Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.