China atraviesa una severa crisis energética

 

Crisis energética en China puede afectar la recuperación de la economía global

La actual crisis energética que atraviesa China podría plantear un riesgo para el crecimiento económico del país y afectar a las cadenas de suministro globales.

La escasez de energía en el país asiático ha alcanzado una escala que no se veía en más de una década, señala The Wall Street Journal, que agrega que el problema, en principio local, podría causar un impacto en la economía mundial, según reseñó el sitio web Sputnik.

Las restricciones en gran parte del país ya impactan tanto en la producción industrial de distintos sectores como en la vida cotidiana.

De acuerdo con el medio estadounidense, lo más probable es que la crisis en China empeore un escenario energético mundial ya complicado, lo que podría, además, desacelerar la recuperación pospandémica global.

Banner Raúl 1280x200 samper

La crisis energética en China también pone presión en las cadenas de suministro mundiales, según WSJ, ya que hace aumentar los precios de las materias primas y los componentes esenciales provenientes del país.

Afectados
Algunos analistas consideran que el racionamiento de energía en China podría conducir a una escasez mundial de bienes producidos en el país, coincide The South China Morning Post (SCMP).

«Las restricciones de energía impuestas para controlar la demanda afectarán particularmente al sector manufacturero», sostuvo el medio chino.

De momento, los sectores en los que se consume mucha energía, incluidos los productores de acero, aluminio y cemento, se encuentran entre los más afectados por el actual racionamiento que se lleva a cabo en el país. El sector textil también se ha visto impactado por la crisis energética.

Además, se considera que la escasez de energía limite los suministros domésticos de aluminio y mantenga altos los precios de este metal, ya que su producción consume bastante electricidad.

Reducción
Se cree que, dependiendo de cuánto dure la escasez de energía, podría incluso reducir el crecimiento del PIB de China para el 2021, agregó SCMP.

«BNP Paribas estimó que, en el peor de los casos (…) el PIB de China se reduciría en dos puntos porcentuales en septiembre y diciembre sobre una base anualizada, lo que significa una pérdida de 0,76 puntos porcentuales en el crecimiento del PIB de 2021″, explicó el medio.

La actual crisis energética en China se debe en gran medida, según SCMP, a un conflicto entre «los precios del carbón orientados al mercado y las tarifas de electricidad controladas por el Gobierno».

The Washington Post asegura que, como resultado de la fuerte demanda y las escasas existencias de carbón, se han implementado restricciones en el consumo de energía en dos tercios de China, interrumpiendo la producción industrial y afectando la vida diaria.

De hecho, algunas fábricas ya han cerrado por completo y otras se vieron obligadas a reducir la producción en un momento en que normalmente están aumentando para la temporada navideña de diciembre.

Por BAE Negocios China asiático PIB Gobierno