China crea la computadora cuántica más poderosa

China afirma haber creado la computadora cuántica más poderosa, Aseguran que es 10 mil millones de veces más rápida que la máquina ‘Sycamore’ de Google.

México.- La computación cuántica está siendo desarrollada para realizar cálculos y tareas que un equipo tradicional no lograría, es por ello que grandes empresas y gobiernos están en una carrera para desarrollar el modelo más poderoso y China parece estar ganando.

Investigadores estatales del país asiático publicaron un informe en el cual afirman haber desarrollado recientemente un sistema de computación cuántico que es 10 mil millones de veces más rápido que la máquina «Sycamore» de Google. Si es cierto, esto representaría un hito importante para el campo.

En el artículo, los especialistas chinos explican que las computadoras cuánticas prometen realizar ciertas tareas que se cree que son intratables para las computadoras clásicas. “El muestreo de bosones (partículas mediadoras de la interacción nuclear débil, una de las cuatro interacciones fundamentales de la naturaleza) es una tarea de este tipo y se considera un fuerte candidato para demostrar la ventaja computacional cuántica”.

Básicamente lo que los investigadores construyeron es una máquina de computación cuántica que usa luz para realizar una tarea muy específica (muestreo de bosones) con el único propósito de demostrar y medir su efectividad. Y, de acuerdo con los resultados que mostraron es que se puede deducir que las computadoras cuánticas pueden, en teoría, resolver problemas realmente difíciles que los físicos e informáticos estiman que una máquina clásica tardaría miles de años en resolver.

Cabe recordar que, en 2018, Google afirmó que había desarrollado la primera máquina que podía demostrar una «ventaja cuántica«, es decir, que era capaz de hacer algo que una computadora clásica no podía hacer en un período de tiempo razonable. A detalle, afirmó que su sistema, una máquina de 53 qubits que mueve un chip cuántico llamado «Sycamore«, podría resolver un problema específico que una supercomputadora no podría. Sin embargo, IBM, con su equipo Big Blue, logró resolver el mismo problema en una de sus supercomputadoras clásicas en cuestión de días.

Volviendo al caso de China, está llamando la atención en el mundo porque, sus pruebas no son como las de Google, sino que solo han podido ejecutar un experimento que ven como una demostración del poder de la supremacía cuántica es decir que en realidad no resuelven ningún problema en específico.

Aun así el país asiático ha logrado un importante hito en la industria mostrando un avance en un tema en el que laboratorios de todo el mundo que trabajan en la construcción de máquinas de computación cuántica están trabajando. Aunque todavía se trata de los primeros pequeños pasos teóricos hacia la computación cuántica útil.

Viajes en el tiempo

Un ejemplo de cómo se está utilizando la computación cuántica es el procesador IBM-Q que, investigadores del Laboratorio Nacional de Los Alamos, Estados Unidos, utilizaron para realizar un experimento y simular un viaje en el tiempo cuántico.

De acuerdo con el reporte publicado en agosto de 2020, descubrieron que la realidad se «autorregula», por lo que los cambios realizados en el pasado no alterarán drásticamente el futuro. Su teoría estuvo basada en el llamado efecto mariposa que establece que una pequeña acción en un sistema puede escalar a enormes consecuencias.

Dado que aún no es posible lograr que una persona viaje en el tiempo, los investigadores utilizaron una computadora cuántica a través de la cual pudieron simular una evolución opuesta en el tiempo o ejecutar un proceso hacia atrás en el pasado. “Entonces podemos ver qué sucede con un mundo cuántico complejo si viajamos en el tiempo, agregamos daños pequeños y regresamos”, explicó Nikolai Sinitsyn, coautor del estudio.

El equipo desarrolló un complejo sistema que, usando puertas cuánticas, pudo demostrar la causa y efecto que se ejecuta tanto hacia adelante como hacia atrás en el tiempo. Su simulación involucró a dos personas hipotéticas, Alice y Bob, que tienen cada uno un qubit, un bit cuántico de información.

En el escenario propuesto Alice prepara su qubit en el presente y luego lo envía hacia atrás en el tiempo. En algún momento del pasado, Bob interfiere con el qubit de Alice. Luego, el sistema se ejecuta hacia adelante nuevamente hasta el momento actual, y Alice verifica su qubit.

Tras su investigación los especialistas en computación cuántica descubrieron que, a pesar los cambios “nuestro mundo sobrevive, lo que significa que no hay efecto mariposa en la mecánica cuántica», afirmó Sinitsyn.

De hecho, dijeron, cuanto más atrás en el tiempo viaja el qubit, y cuanto más complicado es todo el sistema, está sujeto a menos daño. Esto contradice la idea de que si se va más lejos en el pasado hay más factores que podrían perturbarse y, por lo tanto, más peligros pues, según el razonamiento del equipo, esto solo crea una red más fuerte de correlaciones cuánticas para proteger el qubit del daño.

 

Por Agencias.