Cierran filas ante T-MEC

Cierran filas ante T-MEC. Se acordó con legisladores compartir la postura de México con Estados Unidos de rechazo a la supervisión de ese país a empresas.

Cierran filas SRE y Senado ante T-MEC; tras una reunión en el Senado, el Canciller Marcelo Ebrard dijo que acordó con legisladores compartir la postura de México con Estados Unidos de rechazo a la supervisión de ese país a empresas y plantas, y a las reglas de origen del acero en negociación del T-MEC.

«El tema laboral como ustedes saben hubo de parte de Estados Unidos inspecciones directas o fórmulas con presencia de funcionarios de Estados Unidos para supervisar plantas y empresas, no es aceptable».

En un mensaje junto al senador Ricardo Monreal y al subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, el Canciller señaló que el País no aceptaría un Tratado con el país estadounidense sin que el Senado lo conociera previamente.

Luego de varios días de reuniones esta semana con el Representante Comercial de EU, Robert Lighthizer, Seade abandonó Washington rumbo a la Ciudad de México tras un encuentro de menos de una hora este mismo sábado, asegurando que estará de regreso aquí el próximo lunes.

«No puedo decir nada diferente. Estamos trabajando, estamos cerca. Y estaré aquí (en Washington) en principio el lunes. Nos estamos acercando», dijo Seade a reporteros tras reunión con Lighthizer.

Con la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes estableciendo diversas condiciones para permitir avanzar el proceso -particularmente en el tema de un mecanismo de cumplimiento de las leyes laborales en México- Seade dijo que sus únicas pláticas han sido con Lighthizer.

«Yo habló con USTR (la Oficina del Representante Comercial de EU)», respondió Seade al salir.

Originalmente, los demócratas habían propuesto enviar inspectores estadounidenses a territorio mexicano así como el permitir el bloqueo de exportaciones mexicanas en la frontera por violaciones laborales, algo que el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que México no aceptó.

Como alternativa, México habría propuesto el reforzamiento de los paneles de resolución de disputas dentro del propio T-MEC para abordar con más atención los asuntos laborales dentro de México.

Este viernes sin embargo, reportes del sitio estadounidense Político aseguraron que una nueva complicación habría surgido en los últimos días de esta semana dada una nueva exigencia por parte de Lighthizer para cambiar reglas de origen relativas al acero en la industria automotriz.

Según las versiones, la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN) habría expresado su rechazo a la redefinición de las reglas de origen sobre el acero para la industria automotriz pues dejaría a las instalaciones mexicanas productoras de autos a merced de la industria del acero de EU, por lo tanto Senado y SRE cierran filas.

Por Agencia Reforma y Zócalo