Colombia aprueba exportación cannabis

 

Colombia da luz verde a la exportación de flor de cannabis

El gobierno estima que para 2024 el negocio del cannabis medicinal puede llegar a ser una industria de 64.000 millones de dólares.

El decreto de exportación incentivará a las industrias del cannabis y a las farmacéuticas, y facilitará la entrada a otros mercados del uso del cannabis.

El pasado viernes 23 de julio el presidente Iván Duque firmó el decreto que permitirá la exportación de la flor seca de cannabis para fines medicinales en una ceremonia organizada en las instalaciones de Clever Leaves, una de las 18 multinacionales que cultiva cannabis medicinal en Colombia.

A pesar del potencial de la industria del cannabis en el país los inversores han criticado los largos procesos de aprobación requeridos para las exportaciones. El decreto fue producto de constantes peticiones, desde el pasado junio, por más de cien empresarios de la industria del cannabis al gobierno de Colombia.

En Boyacá firmamos el Decreto que autoriza exportación de flor seca de cannabis con fines medicinales, una oportunidad para que empresarios salgan a ganarse el mercado mundial, sigan empoderando a la mujer y se vinculen a nuestro propósito de generar más industria y Empleo.

Colombia

«Colombia hoy elimina la prohibición de exportación de flor seca y eso representa para Colombia entrar a jugar en grande en el mercado internacional. Lo hace pensando en flor seca con usos medicinales y, por lo tanto, toda la trazabilidad y la cadena está orientada para cumplir ese propósito», afirmó el mandatario Iván Duque.

El decreto, oficialmente el Decreto de Acceso Seguro e Informado al Uso de Cannabis, reglamenta la exportación con valor agregado de esta materia prima y permite el ingreso de la misma a las zonas francas del país para ser cortada, secada y realizar su empaque y reempaque.

Esta cadena de valor agregada permitirá al sector convertirse en uno de los mayores generadores de empleo en el país, además de las más de 18 empresas extranjeras que están entrando al país a invertir en este negocio, y varias otras locales atrayendo fondos de capital de todo el mundo.

El gobierno estima que para 2024 el negocio del cannabis medicinal puede llegar a ser una industria de 64.000 millones de dólares.

Si bien, por el momento se enfocaran en la exportación dirigida a fines medicinales, este será sólo el primer paso para entrar a otros mercados del uso del cannabis.

«Estamos abriendo el espacio para usarlo en cosméticas, en alimentos y bebidas, estamos abriendo el camino para el uso en otros sectores industriales como es el caso de confecciones y textiles», aseguró.

De acuerdo a Eduardo Barrera, representante de la empresa cultivadora Cañamonte, el veto original a las flores de cannabis obedecía al «miedo» de las autoridades frente a un eventual desvío al tráfico ilegal.

Sin embargo, el decreto promete el fortalecimiento de los requisitos para el otorgamiento de licencias a las empresas, exige un compromiso anticorrupción a quienes soliciten dicha licencia, documento que reconoce la fabricación de derivados no psicoactivos del cannabis.

Foto: Juan Cruz Redacción ABC