Concentradores de oxígeno pueden sustituir cilindros

En México los Concentradores de oxígeno están disponibles para venta en línea y sus precios fluctúan entre los 20 mil y los 80 mil pesos, dependiendo de la marca y el tamaño.

Los concentradores de oxígeno se están convirtiendo en una opción para personas con problemas respiratorios a causa del covid-19 y ante la falta de cilindros de oxígeno.

De acuerdo con el doctor Isaac Chávez Díaz, anestesiólogo de la UNAM, radicado en Hermosillo, los familiares del paciente deben evaluar con su médico de cabecera, el uso de los concentradores o convertidores de oxígeno, pues tienen ventajas y desventajas respecto a los tanques o cilindros.

Precisó que, en estado crítico de insuficiencia respiratoria por el nuevo coronavirus, sí es necesario el tanque de oxígeno, pero en casos menos graves se puede usar el concentrador, y de esta manera no contribuir al desabasto de cilindros.

“Toma la decisión en conjunto con tu médico según tus necesidades y tiempo estimado que se necesitará. Para un paciente que requiera altos flujos de oxígeno si no hay camas de hospital disponibles los tanques de oxígeno en casa serán la mejor opción”, precisó.

Explicó que cilindros de oxígeno hay de diferentes tamaños y tienen la ventaja de llevar al paciente oxígeno de concentración alrededor de 99%. Se puede usar flujos hasta de 10l/minuto. Son portátiles, se pueden llevar en el auto o mover con facilidad por la casa.

Pero, los cilindros en el momento actual tienen una desventaja: son difíciles de conseguir, con la pandemia generalmente solo se encuentran para renta y un tanque pequeño puede durar unas pocas horas, además de que hay pocos lugares para rellenar que trabajen 24 horas del día.

En contraparte, los concentradores de oxígeno, como su nombre lo dice, toman el oxígeno del medio ambiente y lo dan de forma más concentrada, pero no logran acercarse al 100% de oxigenación, varía mucho el porcentaje según las especificaciones del aparato y según el flujo que se decida utilizar.

“Todos (los concentradores) disminuyen la capacidad de concentrar el oxígeno a medida que aumenta el flujo que se selecciona. Por lo que es una gran desventaja (en estados críticos) comparado a los cilindros”, apuntó.

Actualmente, los concentradores de oxígeno en México están disponibles para venta en línea y sus precios fluctúan entre los 20 mil y los 80 mil pesos, dependiendo de la marca y el tamaño.

Un concentrador de oxígeno es un artefacto que toma el aire del ambiente, lo filtra y luego lo comprime de forma continuada, por lo que el suministro de aire nunca se agota a diferencia de lo que sí sucede con los tanques de oxígeno.

La principal diferencia entre un tanque de oxígeno y un concentrador de oxígeno es que el primero cuenta con una cantidad finita de oxígeno comprimido y solo contiene oxígeno previamente cargado, no lo produce, mientras que los concentradores tienen un suministro infinito de oxígeno, siempre y cuando el aparato que se está utilizando esté conectado a una red de energía o tenga una batería que le permita mantener activo el mecanismo.

Otra diferencia importante es que todos los cilindros de oxígeno entregan oxígeno en un flujo continuo, mientras que los concentradores tienden a variar la administración de dosis de oxígeno según el diseño o función del dispositivo que se esté utilizando.

Existen modelos que, por ejemplo, aplican dosis de oxígeno según el pulso del paciente, lo cual en muchos casos es el óptimo en tratamiento de oxigenoterapia.

Se debe considerar, además, que los tanques de oxígeno pueden representar un riesgo si el oxígeno llegase a filtrarse en el lugar de uso, dejando el ambiente potenciado de oxígeno, aumentando el riesgo de incendio y dificultando la extinción del fuego.