Concluye temporada de la “Obra de Teatro Lelé»

 

Esta tarde dio por concluida la temporada de la “Obra de Teatro Lelé y los hombres del Humo”

La “Obra de Teatro Lelé y los hombres del Humo” se llevó a cabo en el Foro la Chimenea en la Antigua Estación del Ferrocarril.

En este evento, estuvo presente la Secretaria de Cultura de Municipio de Querétaro, Andrea Avendaño Macedo, quien mencionó con esta obra que dio inicio el pasado domingo 13 de junio se reactivaron las actividades presenciales en La Antigua Estación, y en diversos espacios de la dependencia.

“Lelé y los hombres del humo” es una puesta en escena que cuenta una aventura en la que sus personajes descubren sus propios valores al enfrentarse con seres de humo que intentan hacerles olvidar sus orígenes a través de su magnífico elenco integrado por: Yasmin Ronquillo, Jessica Íñiguez, Delmy Muñoz, Ituriel Hernández y Ernesto Galán, bajo la producción de: Manjar Investigación y la producción Escénica de Pulque y Peyote y la dirección de Uriel Bravo.

obra

Sinopsis:
Léle y Dönxu, son dos niñas que quieren salir a conocer el mundo en el tren. En esta aventura descubren sus propios valores al enfrentarse con seres de humo que intentan hacerles olvidar sus orígenes.

Reseña
El tren es quien lleva a Léle y Dönxu por un viaje en el cual encuentran a diversos personajes con quienes conviven en su paso por distintos parajes. Toda esta travesía deja al descubierto sus voces de una infancia que parecería estar subyugada por su imagen y por la figura que ahora ellas representan desde el año 2018.

Una muñeca que entreteje una visión maniqueísta que interesa solo algunos grupos en la supremacía para hacer diversas representaciones, una gira mundial que le ha otorgado fama, sin embargo, este par de niñas en el trayecto a través de sus diálogos -con seres imaginarios- exponen de una forma lúdica la problemática «real, constante y disonante» que viven en sus comunidades originarias.

La pobreza y la migración son solo el principio; esto permea en su derecho a la educación, paralelamente en sus derechos culturales y valores identitarios que son utilizados para recrearlos en la mercantilización y diversas formas de apropiación cultural por otros sujetos sociales.

Ahora ellas son el punto nodal de un patrimonio, el cual no ha sido garante para eximir el regateo de las creaciones artesanales, pero sí ha sido una plataforma para la diversificación de su imagen en distintos objetos que en su exhibición y encierro en una vitrina defienden un valor moneda el cual no les pertenece.

La puesta en escena es una invitación a conocer, promover y dignificar la enorme riqueza cultural que posee el pueblo Ñohño que habita en San Ildefonso Tultepec y Santiago Mexquititlán, sí son estos colectivos de creadoras, productoras y dignas difusoras de sus valores simbólicos e identitarios.

Bordados que no solo nacen de hilos sino de su sabia cosmovisión, de las canas y estrecha relación con “La Gran Madre” un patrimonio que se preserva y defiende a pesar de la sombra de los gigantes…
Ofelia Muñoz Catalán.