Confiesa delito electoral López Obrador

Confiesa delito electoral López Obrador, “Sí está metiendo las manos en las campañas”. Tras La Verdad, por Héctor Parra Rodríguez.

Frente a una pregunta que formulara una reportera a López Obrador, en la “mañanera” de este día, AMLO confesó la comisión de un delito electoral. Pero, como es el presidente la FEPADE, prefieren no ver, no oír y no intervenir, ante los abiertos abusos del presidente, quien dice que su actuar es en su calidad de “ciudadano” ¡Atroz mentira!

La reportera hizo la siguiente pregunta al presidente de la República: “¿Algunos partidos acusan que usted está metiendo la mano en las elecciones? Y aquel responde: Pero cómo que no voy a tener que ver. Claro que sí, claro que sí, si no soy cómplice del fraude… Lo vi tres días en las redes sociales y primero pensé que era una noticia falsa, ya se comprobó que es real, hasta me enviaron una tarjeta…”. Ante confesión manifiesta, relevo de pruebas, dice un principio jurídico.

Banner 1280x140 Italiana

Van cuatro ocasiones en este mes que AMLO comenta en sus tertulias que, en su calidad de “ciudadano” denunciaba los hechos fraudulentos que se estaban dando en el proceso electoral de las campañas en el Estado de Nuevo León. Confesó que “sí tiene metidas las manos en el proceso electoral” ¡Comete delito electoral y lo confiesa!

López no quiere entender que no puede desprenderse de la investidura presidencial cuando se le antoje y actuar como “ciudadano” haciendo uso de todos los recursos públicos para denunciar supuestos actos delictivos de candidatos opuestos a los de su partido.

Ningún ciudadano tiene la menor posibilidad de llevar a cabo, en Palacio Nacional, conferencias mañaneras todos los días; por lo tanto, no puede ser considerado como cualquier “ciudadano”. El agresivo violador de la norma es el “presidente de la República”. Según él, aplica su propia justicia.

Luego entonces, constitucionalmente AMLO es el presidente de la República Mexicana y hace uso de recursos públicos, autoridad que no tiene competencia alguna para entrometerse en el proceso electoral ni en las campañas de los partidos políticos.

El artículo 11 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, prevé conductas y sanciones para los servidores públicos que intervengan en los procesos electorales en pro de candidatos o partidos políticos y hagan uso de recursos públicos para ello.

Utilizando el mismo razonamiento de López Obrador, resulta por demás obvio que “tiene metidas las manos en el proceso electoral”. Así lo reconoció a pregunta expresa de la reportera ¡Es un delincuente!

Ayer lunes, la Fiscalía General de la República, como nunca, subió a las redes sociales, haciendo público que se investigaba a dos candidatos al gobierno de Nuevo León (de oposición al partido de López Obrador). Uso faccioso de la procuración de justicia por parte de la Fiscalía, da el golpe mediático y causa gran escándalo.

La nota informativa de la Fiscalía sustenta la posible comisión del delito previsto en el artículo 19 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ¿Qué dice el artículo? En el párrafo segundo, una parte de sus líneas dice “… uso de programas sociales con fines electorales…”.

López ha hecho referencia que el candidato del PRI ofrece tarjetas para apoyos sociales de llegar a ganar la elección. Luego ¿dónde está el delito del candidato? El artículo 6 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, reitera exactamente la misma redacción. Solo será delito si se trata de “programas sociales con fines electorales”.

Por lo tanto, no existe delito alguno, atento a lo que ha denunciado López Obrador. La maniobra del presidente es política. Pretende “tumbar” al candidato de la alianza PRI-PRD, Adrián de la Garza, a como dé lugar, aún con mentiras. Y la Fiscalía General de la República, afirma que hay múltiples denuncias.

Lo cierto que la única denuncia reiterada y verbal es del presidente, las otras fueron armadas por Morena, con los argumentos de AMLO. Por las promesas de obsequiar tarjetas a las mujeres para recibir apoyo social, en caso de ganar la elección, por ello inician la investigación. La furia de López no tiene límites ¿Acaso las campañas políticas no están basadas en promesas? ¿Entonces? López se ha negado reiteradamente a dejar la campaña en tiempos de prohibición constitucional.

Si el presidente quería estar en campaña política con sus candidatos, hubiera solicitado permiso para separarse del cargo temporalmente; pero no hacer campaña en su calidad de presidente de la República, intentando engañar (como es su costumbre) haciéndose pasar como “simple ciudadano” y no como gobernante.

La Constitución y la ley se lo prohíben. Pero no ha querido entender, a pesar de las llamadas de atención del INE y el TEPJF ¿Por qué no actúa la FEPADE con diligencia en contra de Andrés Manuel López Obrador?

El teatro armado por AMLO, acompasado por la Fiscalía General de la República, tiene como finalidad impulsar a su candidato efectivo, de Movimiento Ciudadano, Samuel García (así lo reconoció en un promocional, afirmando que estaba con Andrés Manuel López). Andrés López no apoya a su candidata, se encuentra en desgracia política, baja popularidad y relacionada con delitos graves.

Por eso el presidente utiliza ilegalmente el poder público para “emparejar los cartones” dado que perdió a los candidatos de Guerrero y Michoacán. Los números no le cuadran, en su mapa electoral ha bajado su popularidad y la de su partido, en picada; por eso la absurda y delictiva participación del presidente en actos de campaña.

El colmo del presidente de la República. Candidatos del PRI en otros Estados realizan la misma promoción política, ofreciendo apoyos por medio de tarjetas (al igual que lo hace el mismo López), en caso de ganar la elección. El mapa electoral de López Obrador anda mal, lo desinforman o es muy mañoso y sus tendencias políticas muy claras, intentar perjudicar al especialista en Derecho Penal. Adrián de la Garza Santos, lleva la delantera en el Estado de Nuevo León.

Es claro que, jurídicamente Adrián de la Garza, no comete delito alguno, dado que no hace uso de programas sociales con fines electorales. Al menos es el argumento que dio a conocer la Fiscalía General de la República y no la FEPDE, base de su acción. Hasta en eso andan mal. Alejandro Gertz Manero, odia a los “neoliberales”, aunque haya trabajado para ellos en otros tiempos. El millonario ahora ama a los socialistas.

 

 

delito electoral

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de Okey Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.