Congreso de EU aprueba juicio político contra Trump

Congreso de EU aprueba juicio político contra Donald Trump

La Cámara de representantes de Estados Unidos aprobó abrir juicio político contra Trump.

Donald Trump se convirtió este miércoles en el tercer presidente en la historia de Estados Unidos en ser sometido a un juicio político.

La Cámara de Representantes votó por iniciar juicio político al mandatario, el cual se llevará a cabo en el Senado. Los demócratas votaron dos artículos de juicio político en contra del mandatario: uno por abuso de poder y otro por obstrucción al Congreso.

La mayoría demócrata de la Cámara de Representantes votó a favor del juicio político por abuso de poder.

Los demócratas afirman que Trump traicionó su juramento al cargo al presionar a Ucrania para que investigara al exvicepresidente y precandidato demócrata a la presidencia Joe Biden. En cuanto a la obstrucción, acusan al jefe de Estado por haber rechazado que al menos cuatro testigos de la Casa Blanca comparecieran en las audiencias previas realizadas en la Cámara Baja en las que se investigó que Trump había incurrido o no en algún delito que mereciera el impeachment.

Este es el resultado final con todos los cambios. 230 votos a favor y 197 en contra. Trump acusado formalmente de abuso de poder por la Cámara, confirma Nancy Pelosi

En el Senado, que probablemente abrirá el juicio político en enero tras el receso por Navidad, se espera que Trump sea absuelto, pues se necesitan al menos 67 votos para destituirlo y los republicanos tienen 53 de los 100 escaños.

El magnate republicano está acusado de intentar presionar a Ucrania para que investigara a uno de sus principales rivales de cara a las presidenciales de 2020, el exvicepresidente Joe Biden.

Como se preveía, ningún republicano votó a favor del juicio político. Durante las más de seis horas de debate, todos cerraron filas en torno al mandatario, rechazando que hubiera incurrido en ilegalidad alguna.

Los demócratas, por su parte, aseguraron que no fueron ellos quienes decidieron el juicio, sino Trump con sus acciones, y que no les dejó más opción que las de proceder con las pesquisas.

En la mañana, Trump insistió en Twitter en que no hizo «nada malo», al día siguiente de dirigirle una amarga carta a la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, diciéndole que «la historia la juzgará duramente» por el proceso.

Más tarde, siguió con otra tanda de tuits, afirmando -todo en mayúsculas- que este es «un ataque contra Estados Unidos y contra el Partido Republicano».

Trump pasó el día en la Casa Blanca y en la tarde se desplazó a Michigan para un mitin con sus simpatizantes sin hablar con la prensa. Los seguidores del mandatario hicieron fila horas antes del inicio del acto, soportando temperaturas polares, pertrechados con frazadas mientras escuchaban rock.

Los demócratas aprueban el proceso de destitución de Trump, quien se convertirá en apenas el tercer presidente de Estados Unidos en enfrentar un juicio político en el Senado.

Este miércoles, fuera del Capitolio en Washington, decenas de personas, según constató una periodista de la AFP, se congregaron para pedir la salida del presidente: «Trump tiene que irse».

Antes que el actual mandatario, Bill Clinton Bill Clinton (1993-2001) y Andrew Johnson (1865-1869) fueron sometidos a juicios políticos, y exonerados en la Cámara Alta. El republicano Richard Nixon, involucrado en el escándalo Watergate, prefirió renunciar en 1974 antes de sufrir este escarnio.

Por AFP