Consejos para entrenar con más energía

Los entrenamientos son una parte esencial en la vida de todo deportista, realízalos con más energía.

Ya seas aficionado o deportista profesional, la hora en la que nos movemos es algo fundamental en nuestra vida y que no debemos descuidar. Puede ser que, en algunas ocasiones, te sientas con menos fuerza que antes. Por eso, es fundamental que estés bien preparado en tu entrenamiento, por lo que hoy te damos algunos consejos para entrenar con más energía. ¡Sigue leyendo!

Y es que, seguramente te ha pasado que un día notes que tu cuerpo no funcione correctamente o te sientas mucho más cansado. Esto no es casualidad ni que tengas un mal día por azar. Lo cierto es que, deberemos tener en cuenta una serie de variables que nos permitan conseguir energía rápida para entrenar y cargas las pilas para nuestro entrenamiento.

¿Te falta energía para entrenar? Pon en práctica estos trucos

En ocasiones, la falta de sueño, el sobreentrenamiento o la ausencia de determinados nutrientes en el organismo, como el hierro, hacen que los entrenamientos se nos vuelvan cuesta arriba. Te damos una serie de recomendaciones útiles para que puedas entrenar con más energía y te sientas bien preparado para hacer ejercicio:

1) Prepara el momento
No todos los momentos del día son iguales para entrenar. Puede que si lo haces a primera hora de la mañana, notes que tus pilas aun no se han cargado. O igual, si entrenas a última hora, te sientes más cansado que de costumbre. El caso es que tener en cuenta esta variable te ayudará a tu entrenamiento para rendir al máximo.

Si eliges la mañana para tu hora de ejercicio, no olvides prepararte por la noche. En este caso, será bueno que antes de irnos a dormir ingiramos algunos hidratos de carbono como cereales integrales, que harán que la energía dure más tiempo hasta la hora de entrenar. Otra opción son los suplementos nutricionales de asimilación lenta, que harán que estemos preparados en nuestro entrenamiento matutino; pero, eso sí, consulta primero con tu médico o nutricionista.

2) Elige bien los alimentos de tu dieta
Una dieta equilibrada es básica para toda persona, pero más aún si vamos a entrenar. Nuestro cuerpo funciona con combustible, y es precisamente en los alimentos donde tenemos que buscarlo. Pero ojo, no todos los alimentos funcionarán igual en nuestro organismo, por lo que tenemos que buscar ingerir precisamente lo que necesitamos.

Existe una gran cantidad de alimentos energéticos que te ayudarán a prepararte para tu entrenamiento. Puedes comer fruta o pan antes de entrenar, lo que hará que aproveches al máximo tu rendimiento. Se trata de comidas que se digieren rápidamente, y por eso, no nos sentiremos pesados y podremos contar con toda la energía precisa en el momento clave.

En tu dieta debe aparecer también las proteínas y el hierro, lo que hará que tengas más fuerza a la hora de entrenar. Optar por la carne roja es una buena opción para recargar pilas y para entrenar con más energía. Por supuesto, es muy importante que no olvides el agua. Se recomienda beber dos litros de agua al día para mantenerse hidratado, aunque en climas calurosos o si te ejercitas mucho, la cantidad adecuada puede ser aún mayor. A veces, no sentimos cansados y lo que pasa es que nos hace falta hidratarnos.

3) Escucha a tu cuerpo
Cada uno tiene un momento del día más óptimo que otro. Lo cierto es que, a lo largo del día hemos tenido tiempo de cargar las pilas mediante una buena alimentación, así que lo más normal es que tengamos más energía por la tarde. No obstante, cada persona es un mundo y a algunos les irá mejor que a otros su momento, por eso, lo importante es encontrar el de cada uno y sacarle el máximo partido.

Si vemos que nos encontramos cansados y que con la dieta no es suficiente, siempre podemos recurrir a suplementos alimenticios, que dispongan de esa energía que tanto nos hace falta. Un pre-entrenamiento también nos puede ayudar a darlo todo en el momento oportuno.

Manel Planca foto agencias