Corea del Sur confirma casos de gripe aviar

 

Corea del Sur sacrifica casi 19 millones de aves tras brote de gripe aviar. La mayor parte de las infecciones se han reportado en la provincia de Gyeonngi, que rodea a Seúl

Las autoridades de Corea del Sur anunciaron este lunes que han confirmado y completado el sacrificio de casi 19 millones de aves de granjas del país para evitar la propagación de una cepa altamente patógena de gripe aviar.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Asuntos Rurales de Corea del Sur comenzó a ordenar la matanza de aves a raíz del brote de la cepa del virus H5N8 detectado el pasado noviembre, y que ha dejado al menos 66 casos de aves contagiadas en diversas partes del país.

Estaban obligadas a sacrificar sus aves todas las granjas que se situaran en un radio de 3 kilómetros de otras explotaciones avícolas donde se hayan detectado contagios.

La mayor parte de las infecciones se han reportado en la provincia de Gyeonngi, que rodea a Seúl, mientras que también se han detectado decenas de contagios en aves salvajes.

El sacrificio masivo de aves ha provocado un incremento de los precios de los huevos frescos del 25.9 % en comparación con el año precedente, y del 10.6 % en la carne de pollo, según datos aportados por el Ministerio.

La gripe aviar es una enfermedad infecciosa de las aves causada por las cepas tipo A del virus de la gripe. En las aves, la infección puede manifestarse de diversas formas, desde síntomas leves, que pueden pasar desapercibidos, hasta una enfermedad que lleva rápidamente a la muerte y puede provocar una grave epidemia.

Pueden afectar a los humanos, causando enfermedades que van desde infecciones leves hasta las respiratorias superiores (fiebre y tos) y neumonía, choque séptico, síndrome de distrés respiratorio agudo o incluso la muerte.

Los síntomas de la gripe aparecen de manera repentina y pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, tos seca, dolor de garganta, dolores musculares o corporales, cansancio y una sensación de malestar general.

Por EFE y Grupo Zócalo foto agencias