Crisis sanitaria y asintomáticas medidas restrictivas

Crisis sanitaria y asintomáticas medidas restrictivas del gobierno estatal, Me Lleva El Diablo, 30 de noviembre.

Cuidando nuestra salud, salvemos la Navidad y la economía estatal: esa debe ser la consigna. Hagamos conciencia. En Querétaro el número de contagios, hospitalizaciones y fallecimientos se han incrementado hasta niveles que quizá obligarían a otro encierro y más medidas restrictivas, pero el cual resulta simplemente imposible. No hay manera de pedirle a la población otro sacrificio económico y mental.

Querétaro repite semáforo naranja con inclinación al rojo esta semana, aunque se endurecen las restricciones, estas son asintomáticas para el control de la pandemia, porque el gobierno del estado, y los municipios, no tienen la capacidad para vigilar que se cumplan. Están rebasados por la movilidad social.

En el ámbito nacional otra vez los expertos sugerían a Querétaro regresar a semáforo rojo como única opción para contener el crecimiento de la epidemia. Sin embargo, la administración estatal repitió el esquema que viene aplicando desde el inicio de la pandemia, con el resultado que ya conocemos: un incremento descontrolado de casos de contagio y de fallecimientos, y un gasto opaco de cientos de millones de pesos del erario.

El gobierno de Francisco Domínguez presentó la semana pasada el programa denominado «Somos más», la estrategia para combatir o controlar el contagio de Covid-19, que contempla restricciones para restaurantes, centros comerciales y venta de bebidas alcohólicas.

Pero, qué cree, permite reuniones, como bodas y bautizos, de hasta cien personas, y no contempla restricciones en el transporte público. ¿De qué se trata este galimatías?

Es claro que las medidas presentadas son asintomáticas para el control del virus, porque no son medidas netamente de control sanitario, ni son medidas para controlar la crisis económica, sino todos lo contrario, como dijo un expresidente de México.

El transporte público es el principal foco de contagio, con ello las fiestas familiares como bodas, bautizos, XV años, cumple años, carnitas asadas, y están permitidas.

Son medidas asintomáticas porque restringir los horarios de los establecimientos económicos solo va a llevar a que la población se aglomere en las horas en que estarán abierto, – lo veremos en la primera quincena de diciembre- es decir en menos horas va a acudir el mismo o mayor número de población a los restaurantes, bares, cantinas, centros comerciales.

Se crea un foco de infección porque a menor tiempo mayor número de usuarios o clientes.

Gobierno estatal, primero junto a los presidentes municipales, después a los sectores sociales y productivos, para legitimar su estrategia y para no cargar solo el fracaso de esta y, ojo, evitar caída en las encuestas con repercusiones electorales en 2021.

Son asintomáticas las medidas porque la ley impone normas obligatorias que deben cumplirse aun en contra de la voluntad de las personas; pero sin sanciones, como sería el caso del uso de cubrebocas, entonces resulta inútil las disposiciones de ley sobre el tema.

Aunque moral y éticamente, o socialmente se repruebe la conducta de los ciudadanos que no cumplen con los protocolos sanitarios.

Me explico: una persona que rechaza acatar una norma legal debe ser objeto de sanción.

Quien desobedece una norma moral, y la ética no es más que el conjunto de normas morales que rigen la conducta de una persona, puede ser objeto de desaprobación, pero no de sanción, por lo menos no en un régimen de libertades.

Las normas jurídicas son exteriores, coercibles y objetivas; las morales, interiores, incoercibles y subjetivas. Las primeras surgen de las leyes, las segundas de la conciencia o de la costumbre. Y parece que los ciudadanos de Querétaro no tenemos conciencia, o buenas costumbres sanitarias. Y la autoridad parece no tener autoridad, porque por encima de la autoridad están los dueños del capital.

Queda el camino de la vacuna, pero está muy lejos aún de llegar ese día.

Y cuando llegué, el desafío de vacunar a millones de personas contra el Covid19 es tan grande que varios países han nombrado responsables específicos para esa tarea, quienes, en varios casos, no dependen de los ministerios de Salud.

Por ello legisladores del PAN, el PRI, Movimiento Ciudadano y el PRD presentarán mañana martes un punto de acuerdo para exhortar al gobierno federal a nombrar a un «Zar» que diseñe y supervise el plan para distribuir y aplicar la vacuna.

Querétaro, y México, no pueden encerrarse de nuevo y la epidemia no ha cedido y la vacuna está muy lejana.

El único camino es suplicarle a la población que asuma las medidas que pueden mitigar el número de contagios, como el uso de la mascarilla, pero sin la convicción de que podremos alcanzar resultados significativos por lo pronto sólo podemos esperar con impotencia que mueran los individuos susceptibles al virus.

Tengamos conciencia: cuidemos nuestra salud, así salvamos la Navidad y la economía.

asintomáticas