Cuando el mal clima se interpone en tu viaje

El factor sorpresa está siempre latente en nuestras vidas, por lo que podría ocurrir que una tormenta retrasara tu vuelo o que el mal clima impida que tu avión despegue.

Algunas medidas para estar siempre prevenidos ante el mal clima son: Tener siempre a la mano un celular con toda la batería a tu disposición y de preferencia con roaming automático para poder hacer las llamadas necesarias a tu familia u hotel para ponerlos al tanto de la situación.

Si tu vuelo se retrasó pero tu boleto de avión es reembolsable, haz uso de esta ventaja y cambia inmediatamente tu vuelo. Lleva siempre contigo algunas golosinas extra, para evitar morir de hambre en caso de que necesites quedarte mucho tiempo en el aeropuerto o dentro del avión.

En todo momento mantén la calma, después de todo no es culpa de la aerolínea, trata de distraerte con algún libro o revista.

Si necesitas quedarte a dormir en el aeropuerto y estás solo, asegura tus pertenencias, guarda tu dinero en tu pantalón o chamarra, en un lugar de difícil acceso para los ladrones y no sueltes tu equipaje en ningún momento.

¿Cómo prevenirte ante un desastre natural?

-Al comprar un boleto de avión, paquete o hacer una reservación asegúrate de las condiciones de uso y que tu dinero sea reembolsable en caso de emergencia.

-Si no consigues un boleto no reembolsable, asegúrate de contar con un buen seguro de viajes.

-Comunícate inmediatamente con tu compañía para arreglar el conflicto, si te enteras del mal clima antes de salir de viaje, procura cambiar tu viaje para otra fecha.

-Antes de salir, checa los horarios de salida, pudiera ser que éstos hayan cambiado ante la presencia del mal clima.

-Lleva siempre contigo una lista de teléfonos de emergencia y tenlos siempre a la mano.

No olvides tomar nota de estos sencillos consejos para que no se arruine tu viaje debido al mal clima. Recuerda, viajero prevenido vale por dos.

Travel report