Día Mundial contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica

 

SESA conmemora el Día Mundial contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica

La Secretaría de Salud (SESA) de Querétaro se suma al Día Mundial contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica, que se conmemora el 21 de junio de cada año desde 1997 con el propósito de hacer conciencia sobre la enfermedad, elevar el interés en el tema y promover la búsqueda de tratamientos.

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una enfermedad neurodegenerativa, que resulta de la pérdida de neuronas motoras, encargadas de enviar mensajes, desde el cerebro y la médula espinal, hacia los músculos que movemos de forma voluntaria.

Entre los factores de riesgo de la ELA están los siguientes:

Hereditarios: La mayoría de los hijos de personas con ELA familiar tienen un 50 por ciento de probabilidades de desarrollar la enfermedad
La edad. Es más común entre los 40 y mediados de los 60 años
Sexo. Antes de los 65 años, es más común en hombres que en mujeres.
Genética: Algunos estudios que examinan todo el genoma humano encontraron muchas similitudes en las variaciones genéticas de las personas con ELA familiar y algunas personas con ELA no hereditaria.
Otros: el tabaquismo, exposición al plomo y otras sustancias tóxicas del ambiente.

Conforme avanza la enfermedad, se pierde la fuerza y la movilización de los músculos.

Banner-Qro-exp_1459-x-170

Los síntomas varían en cada paciente, aunque los más comunes son:

Debilidad muscular en manos, brazos, piernas, músculos del habla, de la acción de tragar o de la respiración.
Fasciculación (tics) y calambres musculares, sobre todo en manos y pies
Discapacidad brazos y piernas.
Dificultad para pronunciar bien las palabras y para proyectar la voz.
En etapas más avanzadas puede haber falta de aliento y dificultad para respirar y tragar.

Esclerosis

El diagnóstico se realiza con la historia clínica y estudios de laboratorio y gabinete. Existen medicamentos que mejoran los síntomas y ayudan al paciente a mejorar su calidad de vida.

La terapia física y de lenguaje, el apoyo nutricional y la ayuda para respirar, son importantes para prevenir complicaciones y facilitar la vida a los que tienen esta enfermedad. Esclerosis