¿Quién dicta la agenda periodística? Por: Ángel Dorrego

¿Quién dicta la agenda periodística?/Ángel Dorrego

En México, actualmente, el presidente de la república es la mayor influencia para dictar cuáles son los temas relevantes que los medios de comunicación publican debido a su dinámica de apariciones y declaraciones públicas. Aunque esto no necesariamente tiene que ser así, de hecho, no siempre lo ha sido. Las oficinas de redacción de los medios suelen tener debates acerca de cuáles son los temas que se van a presentar al público y cuál va ser la importancia que se le va a otorgar a cada uno tanto en tiempos como en la profundidad del contenido. Los criterios pueden estribar desde la agenda propia del medio en cuento a su interés en temas públicos hasta la frescura del contenido con respecto a un espectador interesado por cierta información en específico, todo esto pasando por la reacción de los actores en un sistema con bastos contactos en la interacción de la arena informativa.

Por eso existían mañanas en nuestro mercado periodístico en las cuales la noticia de portada no era la misma para varios medios. Sin embargo, Andrés Manuel López Obrador, presidente de la república, tiene la estrategia de comunicación de dar una conferencia de prensa todas las mañanas de los días hábiles. En ellas suele hacer aclaraciones de sus políticas públicas así como posicionamientos hacia los temas de interés. Lo que entra en ambas categorías lo define la oficina de la presidencia, que trabaja para él. O sea, él mismo pone los temas en la mesa. Hasta ahí todo normal. La inercia que se ha provocado por este estilo de comunicación, no. Las declaraciones del presidente son llevadas a los medios por los periodistas, quienes encuentran alguna inconsistencia en las declaraciones. Éstas son enviadas al análisis por especialistas en el tema mencionado y en algunos casos por antagonistas del presidente, a la vez que se buscan las reacciones de los demás actores a los dichos por el detentante del poder ejecutivo. Los partidarios del presidente, entonces, publican sus propias interpretaciones a los hechos no sin denostar los presuntos o presumibles defectos de los críticos de López Obrador. Y a esperar por un nuevo tema el siguiente día.

El asunto aquí es que si esta discusión pública lleva a algún lado. Para el presidente es el mejor escenario, ya que lo ayuda a que el debate público se defina en prioridad con su propia agenda y timing político. Pero, ¿en realidad son los temas más urgentes e importantes dentro de un plan de reforma gubernamental? Recuerdo al menos nombrado de los enemigos de López Obrador responder a las preguntas acerca de sí mismo con un “política ficción”, aclarando que el término lo mencionaba cada vez que el tema no era importante para la discusión del país, sino un distractor de los verdaderos problemas. Me parece que nosotros tenemos muchos debates efímeros acerca de muchos temas sin enfocarnos en construir lo prioritario para el desarrollo de nuestra sociedad a partir de la actividad política.

Un sistema de seguridad pública con los tres niveles de gobierno participando con planes conjuntos que aprovechen la sinergia para fortalecer las instituciones involucradas a través de profesionalización y capacitación, un esquema de combate al narcotráfico basado en la inteligencia y el uso eficiente de recursos, coadyuvar al poder judicial a que se adapte a su nuevo mecanismo de trabajo para que el ciclo del sistema de justicia sea efectivo, aumentar las oportunidades del trabajo fijo y decorosamente remunerado, ubicar nuestra oferta y demandas energéticas como viables en el mercado internacional, son sólo algunos de los temas que me parecen más urgentes. Pero no sé de qué vaya a hablar hoy el presidente.

Educación

Por Ángel Dorrego

Analista, consultor y asesor político. Especializado en temas de seguridad y protección civil. Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Nacional Autónoma de México, Maestro en Estudios en Relaciones Internacionales también por la UNAM. Cuenta con experiencia como asesor de evaluación educativa en México y el extranjero, funcionario público de protección civil y consultor para iniciativas legislativas.
Correo para el público: adorregor@gmail.com