¿Drones ‘caza humanos’? Así funcionan y no son peligrosos

El dron ‘caza humanos’ utiliza una serie de micrófonos que permiten reconocer los gritos de las personas y así localizarlas mucho más rápido.

El avance de la tecnología podría ser definido por muchos como la revolución que pareciese no tener un fin. Cada vez son más y más los descubrimientos científicos que permiten a la tecnología crecer y desplazar, en cuestión de meses o unos pocos años, lo que un momento se consideró como “el último avance”.

Así ocurre año tras año con los smartphone, cámaras, computadores y hasta drones; siendo este último dispositivo en el que se centrará este artículo, pues ahora le han hallado un nuevo uso a esta increíble tecnología: el rescate de personas por medio de la voz.

Banner 1280x140 IMEC Satéñite

Desde hace algunos años, Investigadores del Instituto Fraunhofer de Comunicación, Procesamiento de la Información y Ergonomía de Alemania (Fraunhofer FKIE) han centrado sus esfuerzos en la planeación, creación y control de dones que “cazan” a las personas que se encuentran atrapadas en una situación de emergencia y que necesitan ser halladas para poder ayudarlas.

Para lograr esto, el dron utiliza una serie de micrófonos que permiten reconocer los gritos de las personas y así localizarlas mucho más rápido de lo que lo haría un grupo de rescate humano. Para esto, los científicos han desarrollado un sistema de beamforming (enrutador de caminos para mejorar el acceso de la información), con el que los micrófonos pueden detectar sonidos limpios y enfocar su rumbo en aquel cuya dirección esté más centrado al objetivo.

“Idealmente, para usar técnicas de beamforming, es práctico usar una matriz de micrófonos idénticos que entregan datos sincrónicos (…) Optamos por una matriz muy particular llamada Crow’s Nest, donde todos los micrófonos se colocan aleatoriamente en una esfera. Este tipo de matriz proporciona cobertura de sonido en todas las direcciones y [es] igualmente bueno en todas ellas”, explicó la investigadora del Fraunhofer FKIE, Macarena Varela, en conversación con el portal especializado Mashable.

Actualmente, cada uno de los drones cuenta con un total de 32 micrófonos en su diseño, y aunque se podría pensar que lo mejor para el proyecto es colocar menos de estos artefactos que cuenten con mayor fuerza de alcance, para los investigadores tal parece que en este caso “más es mejor”.

“Dado que los micrófonos MEMS (sistema microelectromecánico) son tan pequeños y asequibles, estamos planeando duplicar la cantidad de micrófonos en un futuro cercano en lugar de reducirlos”, indicó Varela.

De acuerdo con los científicos, lo ideal es tener una mayor cantidad de micrófonos que permitan mejorar la precisión del ángulo de los sonidos capturados y de esta forma hacer que el dron sea más certero al momento de determinar la ubicación de una persona. En pocas palabras, este sistema funciona como la resolución en una pantalla: entre más pixeles, mejor será la definición de una imagen, aunque en el caso de los drones será mejor la precisión del sonido.

Caza humanos

 

“Los datos de todos los micrófonos se combinan, después de agregarle retardos o fases, para lograr la máxima sensibilidad para una dirección seleccionada, y así formar un haz de sensibilidad (…) Luego, variando o escaneando la dirección, se logra la búsqueda de fuentes de sonido”, añadió la investigadora.

Finalmente, Macarena Varela aseguró que en los últimos meses se ha venido trabajando en la forma de filtrar de forma más eficaz los diferentes sonidos del ambiente, para así reducir los ruidos presentes alrededor del dron, mientras que se reconocen sonidos impulsivos de las personas “como golpecitos, aplausos y gritos”.

“En pruebas previas en el laboratorio, pudimos detectar sonidos impulsivos, como aplausos, presencia de ruidos de rotor (…) Actualmente estamos procesando los datos con el dron volando”

“Sin embargo, también nos enfrentamos a nuevos desafíos, como el ruido de los drones mientras volamos”, dijo Varela, añadiendo que “en otras palabras, tenemos la experiencia en nuestro equipo, así que es cuestión de tiempo” antes de que este sistema pueda implementarse a gran escala en los equipos de búsqueda y rescate de todo el mundo.

 

Con información de Infobae.