Dulce María Sauri, presidenta de la 64 Legislatura

El pleno legislativo avala a la priista Dulce María Sauri con 313 votos a favor, 123 en contra y 21 abstenciones.

Tras amagar con el quiebre de la 4T si dejaban presidir al PRI, esta tarde de miércoles, y en el segundo intento, el pleno de la Cámara de Diputados avaló a la priista Dulce María Sauri como su presidenta para el Tercer Año de la 64 Legislatura, y con ello, se quedó en el camino la fracción del PT y su principal aspirante, Gerardo Fernández Noroña.

La votación fue: 313 a favor, 123 en contra y 21 abstenciones.

 

Dulce María Sauri ahora sí recibió el apoyo de la bancada de Morena, y solamente la bancada del PT votó en contra.

Esta mañana de miércoles en la Junta de Coordinación Política se acordó también como secretarios a Dolores Padierna (Morena); Xavier Azuara (PAN) y Sara Rocha (PRI).

 

A través de Twitter, el diputado Gerardo Fernández Noroña afirmó sentirse «sólido» tras el triunfo de Dulce María Sauri

El vicecoordinador del Partido del Trabajo, Gerardo Fernández Noroña, dijo estar bien y sólido tras la victoria del PRI en la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

En su perfil de Twitter, Fernández Noroña expresó haberse sentido hace unos días apesadumbrado tras pensar que perderían la votación, sin embargo hoy tiene la certidumbre de que fue así, pero a pesar de eso manifestó estar «muy bien, muy sólido y claro de que ganamos, aunque hayamos perdido la votación».

La tarde de este miércoles el pleno de la Cámara de Diputados con 313 votos a favor 123 en contra y 21 abstenciones avaló a la priista Dulce María Sauri como su presidenta para el Tercer Año de la 64 Legislatura.

Luego de que la priista recibiera el apoyo de Morena, el diputado Fernández Noroña denunció que en la Cámara de Diputados existió una operación de Estado para elegir a la nueva Mesa Directiva.

Dulce María Sauri, nueva presidenta de la Cámara de Diputados
Señaló de manera directa a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, de quien sugirió que se metió a la negociación para que el PRI encabece la Mesa Directiva.

«Quiero empezar denunciando qué hay una operación de estado para imponer en la Presidencia a Dulce María Sauri, hay división de poderes, y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, nada tiene que hacer interviniendo en los asuntos de esta Cámara», declaró.

 

Por El Informador.