El descontrol del control de las vacunas covid

El descontrol del control de las vacunas covid, Tras La Verdad, Por Héctor Parra Rodríguez.

Abusando de los controles que ha impuesto el Presidente de la República, impuesto a sus compras consolidadas, el problema de la distribución y aplicación de las vacunas para combatir el Covid-19, se les ha desbordado el problema. Ahora resulta que Claudia Sheimbaum, pretende imponer sanciones administrativas y penales por el desorden que ellos mismo han ocasionado ¡La desesperación por las vacunas covid!

Inicialmente López Obrador aseguró que solo el gobierno sería el titular de las compras de las vacunas ¡Nadie más! Los privados quedaban fuera de las adquisiciones. Se le vino el problema encima. Luego tendría que recular y el domingo pasado “autorizó”, siempre sí podrían comprar y vender vacunas los particulares para combatir el Covid-19.

¡Terror ante el Covid-19! El excesivo control, la raquítica adquisición y la lentitud en la entrega de las vacunas, provocó el resquebrajamiento de las decisiones unipersonales del Presidente de la República, quien él, solo él, decidió el cómo y quienes recibirían, poco a poco, la dosis de las vacunas. Derivado del desorden, no todos han respetado el “orden” de aplicación de la vacuna, mientras los contagios y muertes siguen en aumento. La supuesta “luz del túnel” se alejó, fue una macabra ilusión del Presidente Andrés Manuel. La desesperación y el desorden son consecuencia de la norma impuesta por las autoridades sanitarias. Reina el caos ante la ineficiencia e incapacidad. Primero se dijo que “no era peligroso el Covid-19”; ahora no hallan como detener el mortífero virus.

Familiares de funcionarios, ante la desesperación por el peligro que implica la infección del virus, se han adelantado a la aplicación, han roto el “orden”, dentro del “desorden” promovido por el gobierno federal. Mientras en muchos de los países hay vacunas por millones, en el país escasean. en México apenas se han puesto poco más de 50 mil dosis, en una población de más de 120 millones de habitantes. A este ritmo de entrega y distribución los infectados y muertos seguirá en aumento. Apenas firmaron convenio con el laboratorio Pfizer, para la compra de vacunas. Así de mal andan. Expertos aseguran que en México se puede producir la vacuna con la autorización de los laboratorios, el especialista Doctor Juan Manuel Sánchez Sánchez, especialista en medicina interna e infectología, aplicación de vacunas, entre otras especialidades, así lo afirmó. El gobierno federal generó un “tapón” que agrava la situación, todo por la negligencia e incompetencia que los caracteriza.

Enfermeras y personal médico han esperado infructuosamente la puesta de la vacuna, aquellos que se enfrentan a la batalla de atender a los enfermos de Covid-19 y no llega. Se han quejado. Los citan, esperan y la vacuna no llega. Los medios de comunicación, sin embargo, difunden la “vacunación” a personal del Ejército Nacional, aquellos que también están combatiendo al virus, se trata de personal médico ¿Privilegiados? Así parece.

Ahora resulta que, ante la ineficiencia del mismo gobierno federal, buscan intimidar a todos para que “nadie se adelante” y esperen el turno asignado por el sector salud ¡cuando el gobierno lo decida! derivado de la insuficiencia de vacunas, causa de la torpeza en las compras. Los norteamericanos ya la producen, el laboratorio Moderna, pero López Obrador no les compró. Eso sí, presumió hace meses, junto con Carlos Slim, que Argentina las produciría (lo que no ha acontecido) y México haría el embalaje ¡negocio perfecto! Pero, nada de lo prometido sucedió. Ni Argentina produjo las vacunas, ni México hizo el embalaje de las mismas. Solo mentiras de López Obrador; los muertos han llegado a 124 mil, 990 ¡El anillo le quedó enorme a López Obrador! El gobierno federal insiste en demostrar su especialidad: generar el caos. Lo bueno que todo es culpa de otros, no de los funcionarios del gobierno federal.

No se ve para cuando se solucione el delicado y terrible problema ocasionado por el mismo Andrés Manuel López Obrador, el mediocre bufón que en todo está metido y nada sabe; no conoce, es inexperto; pero opina sobre todos los temas y, lo más grave, todo decide.

La vida no tiene precio, por ello la desesperación de algunos servidores públicos que se han “brincado las trancas” y han decidido que sus familiares reciban las vacunas, aunque no les toque, según el orden (desorden) generado por las mismas autoridades. Todo derivado de la escases de las vacunas. López privilegió la mediatización e hizo a un lado la dura realidad.

El problema se agrava, cuando Marcelo Ebrard Causaubón, Secretario de Relaciones Exteriores, anda metido en todo, él fue el intermediario en las compras de las vacunas ¿Qué diablos hace? Bueno, López lo instruye. Lo mismo que sucedió en las compras de las “pipas” para Pemex, aquellas que solucionarían el problema de la distribución del combustible, cuando el mismo gobierno generó el problema de distribución y desabasto. Marcelo fue el intermediario (el de los moches). Al final las “pipas” no sirvieron, solo ellos saben dónde quedaron esos miles de millones de las compras. Ahora resulta exactamente lo mismo, es un caos la compra y distribución de las vacunas para combatir el virus del Covid-19. Los infectados y muertos va en aumento ¡La crisis se agrava!

vacunas covid

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Qro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.