Eliminan credencial de Inapam por cara y se arrepienten

Diputados aprobaron eliminar credencial del Inapam por costosa, pero en reserva dijeron que siempre no ante daños.

Ciudad de México.- La Cámara de Diputados utilizó una hora de la sesión del pleno para cancelar la expedición de la credencial del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores Inapam y luego reponerla al advertir el daño a los beneficiarios.

Durante la sesión de este jueves, el Pleno aprobó la propuesta de la diputada de Morena Lizeth Guerra para eliminar la credencial debido al costo de emitirla.

«Ante la austeridad del Estado mexicano, sobre todo en la actual situación de emergencia sanitaria, resulta innecesario y estéril gastar recursos económicos en la elaboración de la credencial, así como su tramitación y expedición», justificaba la reforma a la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores.

«Es muy práctico, efectivo y mejor, que las personas adultas mayores se identifiquen con la credencial del Instituto Nacional Electoral, un documento que la mayoría de ellos ya la tienen».

La legisladora, con una veintena de diputados de Morena, explicó en la tribuna que se afectaban los derechos de las personas adultas mayores porque se condicionaban beneficios y apoyos del Gobierno si no contaban con la credencial, por lo que planteó eliminarla.

El diputado Porfirio Muñoz Ledo festejó la reforma, al emitir su voto en pro a distancia, a través de la plataforma Zoom.

«¡Muchas gracias en nombre de mis contemporáneos!», expresó el legislador de 87 años.

En lo general, la propuesta se aprobó con 453 votos a favor y uno en contra.

Sin embargo, minutos después, en la discusión en lo particular, la misma diputada pidió en tribuna revertir su propia propuesta de derogar la atribución del Inapam de expedir la credencial de afiliación.

Acompañada de un par de compañeras de bancada, ya no los 20 de su primera intervención, propuso reponer la fracción derogada en el artículo 28 sobre dicha atribución del Inapam.

«Este documento debe seguir expidiéndose, pues de lo contrario se estaría limitando los derechos de aquellos adultos mayores que sólo tienen la credencial y no cuentan con alguna otra identificación oficial para acceder a dichos beneficios», dijo para revertir la decisión antes tomada por legisladores de todas las fracciones.

En el dictamen original se agregó un nuevo artículo 28 bis, para precisar que este sector tendría que identificarse con otra credencial.

«Para que las personas adultas mayores gocen de todos los beneficios que resulten de las disposiciones de la ley o de otros ordenamientos jurídicos aplicables, podrán acreditar la edad mediante identificación oficial, credencial de jubilado o pensionado, o credencial que lo acredite como persona adulta mayor», cita el nuevo artículo 28 bis.

En la reserva de la diputada Guerra se cambió la palabra «deberán» por «podrán», para reconocer alguna otra identificación.

La reserva que corrigió el dictamen se aprobó nuevamente por mayoría, con 439 votos, y se turnó al Senado.

Previamente, el Pleno aprobó otra reforma en la misma ley, en los artículos segundo y quinto, para proteger el patrimonio de las personas mayores de 60 años, especialmente en trámites y contratos que hagan ante instituciones financieras y notarios al adquirir hipotecas inversas.

Con 460 votos a favor, en el dictamen se agrega que la aplicación y seguimiento de dicha ley también corresponde a órganos autónomos y a instituciones del sistema financiero, así como quienes ejercen la función notarial y registral en las entidades federativas.

De acuerdo al dictamen, se explica que garantizará el derecho a la seguridad jurídica y financiera en todos aquellos actos en que intervengan las personas adultas mayores, evitando la afectación de su patrimonio por vicios en la expresión de la voluntad.

En especial se busca la protección a este sector en la celebración de contratos sobre Hipoteca Inversa, que consiste en que una entidad financiera se obliga a pagar, en una sola exhibición o en forma periódica, el monto del crédito otorgado al adulto mayor o a su beneficiario.

También en la misma ley, con 455 votos a favor, se modificó el artículo quinto -que habla sobre el derecho de las personas adultas mayores-, para precisar que éstas tienen derecho a que toda persona, grupo social u organizaciones denuncien ante los órganos competentes actos de violencia en su contra.

 

Por Agencias.