Protege a tus hijos, evítales accidentes en el hogar

Evita accidentes en el hogar

Los accidentes en el hogar tienden a presentarse por alguna omisión de cuidado, por lo que es importante que los padres o responsables identifiquen los factores de riesgo para prevenir alguna situación que ponga en peligro la integridad de los menores de edad.

Las asfixias, caídas, intoxicaciones, alergias, irritaciones, quemaduras y electrocuciones, son los que encabezan la lista de accidentes más comunes en el hogar.

Con el fin de prevenir este tipo de incidentes y proteger la integridad de los infantes, la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro emite recomendaciones sencillas pero efectivas.

Se aconseja para prevenir asfixias lo siguiente: evitar instalar calentadores o estufas de gas en el interior de baños o habitaciones pequeñas y mal ventiladas. No dejar que los bebés y los niños más pequeños jueguen y manipulen objetos de tamaño reducido o que puedan desmontarse en piezas.

Dar a los pequeños sólo juguetes recomendados para su edad. Asegúrese de que los niños no introduzcan en la boca o nariz objetos pequeños o grandes cantidades de comida.

Los menores de edad pueden sufrir ahogamiento o sumersión, esto se puede evitar si alejamos los recipientes con agua -como cubetas- para que no estén al alcance de los niños, sobre todo antes del año y medio de edad; y no dejar solos a los niños en la bañera.

Las caídas representan otro gran peligro y son causantes de hematomas, esguinces, luxaciones, fracturas, hasta desenlaces fatales como desnucamiento. Para prevenirlas es necesario: mantener el suelo libre de obstáculos, evitar superficies resbaladizas.

el hogar

En el baño, utilizar tapetes o pegatinas antideslizantes. Las escaleras de acceso a la vivienda deben tener pasamanos. Las puertas, balcones y ventanas que representen riesgo, deben disponer de un sistema de bloqueo que impida su apertura a los niños.

Además, el uso de escaleras de mano debe estar prohibido para los niños. No permita que los niños suban sobre muebles y permanezcan en ellos de pie ni que jueguen en las escaleras, se sienten o corran por ellas.

Los medicamentos en manos de los niños son muy peligrosos, importante dejarlos fuera de su alcance, guardándolos bajo llave, se pueden evitar intoxicaciones. Asimismo, los objetos punzocortantes –cuchillos, tijeras, navajas, etc.- suelen ser atractivos para los pequeños, si se alejan de su vista, se previenen cortaduras.

Para evitar quemaduras se recomienda no dejar al alcance de los niños contenedores con cosas calientes.

Recuerde que 9 de cada 10 accidentes pueden evitarse. La vigilancia y atención de los adultos es la mejor medida preventiva, así como la educación en la prevención para que los niños aprendan a autocuidarse.

Agencias foto telediario