Exposición «Bordados y Colores de Querétaro»

 

Inauguran a exposición «Bordados y Colores de Querétaro» de Aurora Zuñiga

El estado de Querétaro cuenta con 18 municipios, cada uno con sus costumbres y tradiciones. Una de sus costumbres es la variedad de Bordados y Colores que a través de los años han sabido conservar las mujeres de los diferentes pueblos y comunidades. Plasmando estos bordados en varias prendas como las servilletas, los manteles, los rebozos, las blusas, etc.

Actualmente los bordados y tejidos más conocidos son la burgalesa, el deshilado, el lomillo, la labor, el hilván, el punto de cruz, el panal, el rococó, el gancho y la randa.

Esta exposición de Aurora Zuñiga se compone de varios de los bordados antes mencionados. Ha sido inaugurada de manera virtual en el Centro Cultural Casa del Faldón. Con permanencia hasta del 31 de marzo del presente año.

Puedes apreciarla en un horario de visita de lunes a viernes de de 9:00 a 19:00 y sábados de 10:00 a 18:00 h. Entrada gratuita.

El Centro Cultural Casa del Faldón  se ubica en la calle Primavera 43 Ote. en el corazón del Barrio de San Sebastián.

Para ofrecerte una estancia más agradable, se recomienda reservar tu visita de lunes a viernes de 9:00 a 15:00 horas llamando por teléfono al 442 212 4808.

La colección de trajes tradicionales del estado Querétaro es el resultado de más de 25 años de investigación que la Mtra. Aurora Zúñiga ha realizado por todo el estado de Querétaro sobre cómo era la vestimenta en otras épocas, gran aportación a la cultura queretana y a las nuevas generaciones para que a través de este patrimonio cultural conozcan lo que fue su pasado.

Todos estos tejidos constituyen una de las más admirables manifestaciones a través de las cuales este pueblo originario afirma su cultura y proyecta su identidad.

Las culturas indígenas de Querétaro han sabido adaptarse a los cambios a través de los siglos, sin renunciar a su identidad, raíces y lenguas; en la actualidad, estas transformaciones se perciben principalmente en el arte, la indumentaria y en las expresiones religiosas. De esta forma, los pueblos pame (xi ói) y otomí (hñäñhü) participan en el desarrollo de la entidad y le imprimen un rostro único basado en sus culturas ancestrales.