Finge desmayarse al ser embarrado en su pastel

 

El niño quiso engañar a sus amigos y fingió desmayarse al ser embarrado en su pastel y la escena se volvió viral.

No cabe duda que la mayoría de las personas crecieron con la terrible broma de ser embarrado en su pastel de cumpleaños, hecho que se ha vuelto una tradición y la cual se ha mantenido por varias generaciones, pero en esta ocasión un niño la llevó a otro nivel.

Durante las últimas horas, un pequeño niño se ha vuelto viral en las redes sociales al protagonizar un divertido video, en el que decide jugar una broma pesada a todos sus amigos que asistieron a su fiesta de cumpleaños.

En la grabación se puede observar a un niño que es arrojado contra su pastel de cumpleaños, por lo que en “venganza” el menor finge desmayarse ante la preocupación de todos sus amigos, y aquí en La Verdad Noticias te traemos el momento.

El niño decidió dar una lección a sus amigos
Como era de esperarse el video se volvió viral en redes sociales, pues en la escena se puede observar al niño rodeado de varios menores de edad que disfrutan del cumpleaños. Sin embargo, todo se torna complicado, luego de que lo embarran contra su pastel.

En las imágenes se aprecian varias manos que aparecen hundiendo su cabeza sobre el pastel, hasta que por fin lo sueltan y todos esperan ver su cara embarrada de pastel; sin embargo, el niño opta por poner los ojos en blanco y se deja caer al piso.

Todos los presenten se alarman, pues piensan que se desmayó o peor aún que fue asfixiado. Ante el problemático momento, la presunta madre del menor aparece y lo llama visiblemente alarmada.

 

Posteriormente el niño se levanta y comienza a reírse, es decir todo se trataba de una broma. Entre las carcajadas de los niños que se alegran de que esté bien, la madre reacciona y suelta algunos manotazos regañando al menor por la broma de mal gusto.

El video ha generado polémica en redes sociales y una discusión sobre si está bien o no aventar a las personas sobre el pastel. Y es que para algunas personas esta broma puede convertirse en realidad, pues existe el peligro de asfixia con la clásica “mordida”.

La Verdad por Alejandro Lara foto agencias