Gato protege a un niño para que no suba al balcón

 

El gato que cuida al niño de la casa y no le deja treparse al balcón

En el clip, se ve cómo el felino observa al chiquito por todo momento para evitar se trepe al balcón;  impidiendo que se agarre para lograr subirse. Es que los gatos entienden a la perfección eso de la curiosidad.

Los balcones de los edificios y la curiosidad de los niños no resulta ser una ecuación feliz para ningún padre. Para evitar tragedias, las familias suelen aplicar redes o rejas que cubran el espacio abierto o elevar las barandas a una altura que los menores no puedan alcanzar. Pero en el caso de los protagonistas de este video viral, el que trae seguridad a la casa es el gato.

La madre del chico y dueña del animal grabó la imperdible escena en la que el felino se esfuerza por mantener al pequeño alejado del riesgo.

Fue grabado en Bucaramanga (Colombia) por la madre del niño que se divertía al ver la genial interacción del pequeñín y su mascota.

Paradito firme al lado del niño, el animal observa con extrema precaución todo lo que ocurre. De todos modos ya sus padres habían agregado una red de hilo para evitar accidentes y la madre del niño estaba a unos pocos pasos mirando de cerca la situación, pero evidentemente para el gato eso no era suficiente.

El bebé de 1 año y 2 meses se ríe y se divierte con los nervios del gatito que, cada vez que veía al niño tratando de treparse, le agarraba la mano para detenerlo. Al principio se ve al felino mirar directamente a su dueña, como cuestionando su pasividad. Luego, al ver que la mujer no hacía nada (por que el niño en verdad nunca estuvo en riesgo), se ponía en acción.

 

Tratando de no lastimarlo, pero sí llamar su atención, el gato le mordió -despacito- la mano al niño. Luego puso su garra sobre la otra mano, con la que el niño seguía agarrado a la baranda. El chiquitín se corrió unos pasos hacia la izquierda para alejarse de la mascota y trató de trepar nuevamente, pero su amigo protector de cuatro patas rápidamente reaccionó y volvió a la carga.

Entonces sí, después de algunos minutos de batalla, el niño entendió que esa baranda no podría ser tocada, al menos mientras el gato esté dando vueltas por ahí.

Por el Clarínviral video Detectives Agencia foto captura de video