Gobernador anuncia Programa de Apoyo a la Economía Familiar en el Transporte Público

El Gobernador anuncia apoyos a sectores vulnerables ante el incremento a la tarifa del transporte público

Una vez que el Instituto Queretano del Transporte (IQT) anunciara un incremento a la tarifa del transporte público, el gobernador Francisco Domínguez Servién dio a conocer el establecimiento de una política de “cero aumento” a sectores sensibles de la población.

“Siempre he tenido, tengo y tendré un compromiso con la sociedad en su conjunto, pero en particular con los sectores que más necesitan de la mano solidaria del gobierno”, puntualizó en un mensaje a la población de la zona metropolitana tras el incremento de 8 a 11 pesos.

De esta manera seguirán pagando la tarifa preferencial de 4 pesos las niñas y niños, las y los estudiantes queretanos de todos los niveles, los adultos mayores y las personas con discapacidad.

A partir del 26 de diciembre se ajustan las tarifas del Transporte de la Zona Metropolitana de Querétaro y San Juan del Río

El Instituto Queretano del Transporte (IQT) informa el ajuste a las tarifas del transporte público de la zona metropolitana de Querétaro, tarifa usuario general se ajusta de 8.50 a 11 pesos, preferente de 4 a 9 pesos; mientras que los transbordos usuario general se ajusta de 4 a 5.50 pesos, usuarios preferentes 0 a 4.50 pesos; para San Juan del Río las tarifas se ajustarán para usuario general de 7.50 a 10 pesos y preferente se mantiene en 4 pesos.

De inmediato, el gobernador Francisco Domínguez Servién anunció el Programa de Apoyo a la Economía Familiar en el Transporte Público, con el que se protege las tarifas finales para los usuarios preferentes (adultos mayores, discapacitados y estudiantes) que no sufrirán cambios y se mantendrán con 4 pesos y los transbordos quedan en 0 pesos; dichas tarifas entraría en vigor a partir del próximo 26 de diciembre del presente.

Indicó el mandatario que su administración absorberá la tarifa preferencial con recursos estatales, por lo que instruyó de inmediato a la Secretaría de Planeación y Finanzas la integración de un fondo de 300 millones de pesos anuales para proteger a los que menos tienen.

“Lo reitero. En mi gobierno, los sectores sensibles tendrán una tarifa preferente. La solidez financiera de mi gobierno, y las medidas de austeridad asumidas a lo largo de estos tres años, así nos lo permiten”.

En la zona metropolitana los queretanos realizan 600 mil viajes todos los días en transporte público y más de 1000 familias viven de esa industria.

El aumento a la tarifa se había negado por tres años consecutivos y seguir así un año más –dijo- implicaría llevar a los concesionarios a la quiebra. “El sistema de transporte público colapsaría y con ello, la movilidad de miles de familias queretanas”.

En apego a sus facultades, el IQT llevó a cabo un estudio para determinar, con criterios absolutamente técnicos, el costo real que deben tener las tarifas del servicio público. De esa forma, el Instituto determinó la nueva tarifa, la cual implica también actuar con responsabilidad y preservar el interés público.

Mi compromiso –reiteró- es que las tarifas deben de ser siempre fijadas atendiendo a criterios técnicos, nunca más a criterios políticos o a presiones de grupos de interés. Para garantizarlo, envié y fue aprobada por el Congreso del Estado, una iniciativa de ley en la cual se establece como obligación que los ajustes de la tarifa se sustenten en estudios técnicos de manera invariable.

Domínguez Servién expuso que la nueva legislación y tarifas llegarán acompañadas de una mayor exigencia para los concesionarios que prestan el servicio, a quienes se les ha demandado una serie de mejoras importantes, incluyendo nuevas inversiones y un incremento en la calidad del servicio.

“Las y los queretanos merecen un trato amable, eficiente y profesional. Así se hará. Aquel concesionario que no cumpla, tendrá que atenerse a las máximas consecuencias de la ley”, puntualizó.

Asimismo, refirió que desde que las y los queretanos le confiaron la responsabilidad de ser su gobernador, asumió dos compromisos personales: hablarles con la verdad y tomar decisiones necesarias para crecer, sin afectar las generaciones del mañana.

Desde entonces, sociedad y gobierno han asumido grandes retos que implican la modernización del transporte público de la zona metropolitana, desde la raíz.

Por su parte, el Sistema Qrobús sigue su evolución y entrará en una etapa de consolidación con el sistema de prepago, que ordena y transparenta el servicio; seguirán construyéndose nuevos ejes estructurantes y nuevas estaciones; se ajustarán rutas; se cambiarán y aumentarán unidades; además de que se capacitará y acompañará permanentemente a los conductores.

Al término de mi administración, -estableció finalmente- sumaremos a la vida de las y los queretanos un sistema de transporte público que será referente nacional y del que todos podremos sentirnos orgullosos.

El ajuste a la tarifa se determinó de acuerdo a la Ley de Movilidad para el Transporte del Estado de Querétaro, que le da al IQT la autoridad y responsable de analizar y determinar las tarifas de transporte público en base a un estudio técnico que objetivamente determine los costos de operación, mantenimiento y administrativos con los que funciona el servicio de transporte que garantice la continuidad, sustentabilidad y los compromisos de mejora, que de no tomar la decisión en este momento, agudizaría aún más la problemática del servicio con un alto riesgo de que se paralice el transporte.

El estudio se llevó a cabo por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés), organismo internacional sin fines de lucro que promueve el transporte sustentable y equitativo a nivel global.

Esta organización independiente cuenta con más de 100 colaboradores y complementa su trabajo con consultores expertos para establecer soluciones de transporte en coordinación con autoridades locales y nacionales. El ITDP tiene oficinas en África, Brasil, China, India, Indonesia Estados Unidos y México, éste último, representado por Bernardo Baranda.

El estudio determinó que los principales insumos han sufrido importantes aumentos, lo que ha forzado al sistema de transporte y mermado la calidad del servicio de manera grave, por mencionar algunos, el diésel pasó de 14.20 pesos en 2015 a 20.90 actualmente, las refacciones han registrado un 25%, la inflación acumulada en 3 años ha sido del 15.9%, mientras que las tarifas no han sufrido un ajuste desde el año 2015.

Por lo anterior el ITDP sugirió un rango de ajuste en la tarifa que va de los 11 a los 14 pesos para mejorar las condiciones de operación, sin embargo, la obligación del IQT es equilibrar las pretensiones económicas de los concesionarios con las capacidades socioeconómicas de los usuarios, a través de la determinación de la tarifa.

Por esta razón a la par del ajuste a las tarifas, se está exigiendo a la empresa concesionaria que la modificación en la tarifa tenga consigo mejoras sustanciales que en un corto, mediano y largo plazo implementen acciones orientadas a la dignificación del transporte público en frecuencias de paso, condiciones de operación de las unidades, su limpieza, la capacitación y mejoras de las condiciones laborales de los operadores, mismas que se verán reflejadas en el servicio en los primeros 6 meses del próximo año;

Asimismo, el Gobernador Francisco Domínguez instruyó al IQT a que en caso de que los concesionarios no cumpliesen con su compromiso de mejorar el servicio, se sancione con todo el peso de la ley.