Huracán Orlene pone en alerta a 9 estados

 

Se exhorta a la población y a autoridades a extremar medidas de protección ante impacto de Orlene entre Sinaloa y Nayarit

Hoy, el huracán generará lluvias de intensas a torrenciales, vientos fuertes y oleaje elevado en la zona occidental de Jalisco.

El huracán Orlene, que decreció este domingo a categoría 3, ha puesto en alerta a 9 estados y 273 municipios del occidente de México, donde podría tocar tierra el lunes, según informó la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC).

El organismo reportó «alerta naranja» por peligro alto en el noroeste de Jalisco y el sur de Nayarit, y «alerta amarilla» por peligro moderado para Sinaloa, el suroeste de Jalisco, y el norte, centro y oeste de Nayarit.

Otros estados en peligro, aunque menor, son Colima, Durango, Baja California Sur, Chihuahua, Michoacán y Zacatecas, agregó la CNPC en su comunicado.

De acuerdo con los pronósticos, el ciclón tropical Orlene cambiará de categoría y durante la tarde-noche de mañana, lunes, impactará la costa sur de Sinaloa y el norte de Nayarit, entre los municipios de Escuinapa, Rosario y Tecuala, como huracán 1, en la escala Saffir-Simpson, para continuar su trayectoria hacia Durango.

Ante ello, el Gobierno de México reitera el llamado a autoridades estatales y municipales, así como a la población en general, a extremar medidas de protección, para prevenir, en lo posible, afectaciones mayores a la población.

En videoconferencia de prensa, donde participaron representantes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Secretaría de Marina (SEMAR) y la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), la coordinadora general del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Alejandra Margarita Méndez Girón, informó que se prevé que el centro-sur de Sinaloa sea donde se registren más efectos de Orlene.

Explicó que sus bandas nubosas generan nublados y lluvias en Guerrero, Michoacán y Durango, y de mayor intensidad en Colima, Jalisco, Nayarit y el sur de Sinaloa. Asimismo, se registran vientos fuertes y oleaje elevado en las costas de Michoacán, Colima, Jalisco, Nayarit y el sur de Sinaloa.

Detalló que, hoy, Orlene, categoría 3, se desplazará muy cerca de la costa de Jalisco, generando lluvias de intensas a torrenciales, vientos fuertes y oleaje elevado en la zona occidental de esta entidad.

Durante la tarde-noche de hoy, el ciclón comenzará a provocar efectos en Nayarit, aún en la categoría 3, pasando lentamente a categoría 2, con vientos de 154 a 177 kilómetros por hora (km/h), generando lluvias de intensas a torrenciales durante más de 48 horas.

Banner-1280x200-Total

En su recorrido, el huracán provocará lluvias de intensas a torrenciales en Sinaloa, Nayarit y Jalisco, así como lluvias de muy fuertes a intensas en Colima, Michoacán y Durango.

En general, del 2 al 5 de octubre, se pronostican acumulados de lluvia de 250 a 350 milímetros (mm) en el sur de Sinaloa y Nayarit, de 100 a 150 mm en el sur de Durango, de 150 a 250 mm en Jalisco y de 150 a 200 mm en Colima y Michoacán.

A las 13:00 horas, tiempo del centro de México, Orlene, categoría 3, se localizó a 135 kilómetros (km) al oeste-suroeste de Cabo Corrientes, Jalisco, y a 245 km al suroeste San Blas, Nayarit, con vientos máximos sostenidos de 185 km/h y rachas de 220 km/h, manteniendo su desplazamiento hacia el norte a 13 km/h.

La SEMAR expuso que para las próximas 24 horas se prevé oleaje de 6 a 9 pies sobre la costa sur de Sinaloa, entrada del Golfo de California e Islas Revillagigedo, así como oleaje de 10 a 14 pies sobre las Islas Marías y la costa de Nayarit y Jalisco.

A 48 horas, prevalecerá el oleaje de 5 a 8 pies sobre la costa suroccidental de la Península de Baja California, las costas de Jalisco y Colima, las Islas Marías y la entrada del Golfo de California.

En tanto, la previsión a 72 horas indica olas de 4 a 6 pies sobre la costa suroccidental de la Península de Baja California, la región Pacífico centro y las islas Revillagigedo.

Orlene

SEMAR dio a conocer que los puertos que se encuentran cerrados a la navegación mayor son Manzanillo, en Colima, y Puerto Vallarta, en Jalisco; en tanto, para la navegación menor son Mazatlán y Teacapán, en Sinaloa; San Blas, Nuevo Vallarta, La Cruz de Huanacaxtle y Chacala, en Nayarit; Puerto Vallarta y Barra de Navidad, en Jalisco, así como Manzanillo, en Colima.

Mencionó que, con el fin de salvaguardar la vida humana en la mar y mantener la seguridad de las vías navegables, la SEMAR, en colaboración con la Unidad de Capitanías de Puertos y Asuntos marítimos, coordina con las capitanías de puertos de Sinaloa, Nayarit, Jalisco y Colima, incluyendo las Islas Marías, la vigilancia permanente de Orlene, la oportuna difusión a la comunidad marítima portuaria, de los comunicados de cierres de puertos, avisos náuticos, reportes de condiciones meteorológicas y el estado operacional del puerto, pronósticos meteorológicos marinos a 24, 48 y 72 horas, así como los avisos de ciclón tropical.

Al mismo tiempo, las capitanías de puertos en San Blas, Chacala, Nuevo Vallarta, La Cruz de Huanacaxtle, Teacapán y Mazatlán se coordinan con los tres órdenes de gobierno y la comunidad marítima portuaria y cooperativas pesqueras para la difusión de los productos meteorológicos, solicitando a los propietarios de las embarcaciones tomar las medidas preventivas para garantizar la integridad de sus embarcaciones, pertenencias, el entorno marino y la vida humana.

En representación de Laura Velázquez Alzúa, coordinadora nacional de Protección Civil, de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, el director del Centro Nacional de Comunicación y Operación de Protección Civil (CENACOM), Luis Alberto Ortega Vázquez, destacó que se activaron de inmediato las acciones y protocolos de preparación de las autoridades de los tres órdenes de gobierno para la salvaguarda de la población. Asimismo, SEDENA, Marina y Guardia Nacional, activaron el Plan DNIII-E, Plan Marina y Plan GN-A.

Desde el pasado 29 de septiembre, una Misión de Enlace y Coordinación (Misión ECO) se encuentra en Sinaloa y otra más ya se trasladó a Nayarit, para coadyuvar con los gobiernos estatales y municipales en las acciones de prevención y preparación. Realizan recorridos por zonas susceptibles de inundación, perifoneos y recorridos en refugios temporales.

Asimismo, señaló que se mantiene comunicación permanente con autoridades de Michoacán, Colima, Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Baja California Sur, quienes han sido alertados de manera formal a través del CENACOM y se han emitido doce boletines del Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales (SIAT-CT) y dos oficios de alertamiento.

Se cuenta con un universo de mil 937 refugios temporales, los cuales se podrían activar en caso de ser necesario: 185 en Michoacán, mil 75 en Jalisco, 236 en Colima, 146 en Nayarit, 126 en Sinaloa y 169 en Baja California Sur

El gerente de Aguas Superficiales e Ingeniería de Ríos de la Conagua, Heriberto Montes Ortiz, refirió que las presas y los ríos que pudieran tener mayores impactos por las lluvias generadas por Orlene son La Villita, Infiernillo, Los Olivos y Zicuirán, en Michoacán; Laguna de Amela, en Colima; Cajón de Peña, La Vega, Trojes y Hurtado, en Nayarit; San Rafael, Aguamilpa y El Cajón, en Jalisco; Aurelio Benassini, Sanalona y Guillermo Blake Aguilar, en Sinaloa; Guadalupe Victoria, Francisco Zarco, San Gabriel, Peña del Águila, Santiago Bayacora, en Durango, así como El Granero, Pico del Águila, Abraham González, Las Lajas y El Rejón, en Chihuahua.

En cuanto a los ríos se vigilan especialmente los ríos Balsas, Grande, Chiquito, Lerma y El Marqués, en Michoacán; Armería, Cihuatlán y Coahuayana, en Colima; Chico, Bolaños, Grande de Santiago, El Cuale, Ameca y Juchipila, en Jalisco; Acaponeta, San Pedro y Santiago Ameca, en Nayarit; Sinaloa, Fuerte, Évora, Piaxtla, Quelite, Presidio y Baluarte, en Sinaloa; San Lorenzo, Tamazula, Nazas, Santiago y A. Sardinas, en Durango, así como el Conchos, en Chihuahua.

Luego de hacer énfasis en que, en el caso de presas a cargo de la Comisión Federal de Electricidad, se mantiene la estrecha coordinación con esta dependencia, y que el seguimiento de los 210 embalses más grandes de México también se realiza en colaboración con la CNPC, destacó que es fundamental que la población y las autoridades estatales y municipales realicen una adecuada disposición de la basura, ya que obstaculiza severamente el adecuado funcionamiento de las redes de drenaje y desalojo de aguas negras, incrementando considerablemente los riesgos de inundación, en perjuicio de las zonas poblacionales, principalmente.

En su momento, el gerente de Protección a la Infraestructura y Atención de Emergencias (PIAE), de Conagua, Leonardo González Neri, hizo énfasis en que se mantiene la estrecha coordinación con las dependencias que integran el Sistema Nacional de Protección Civil, y que las Brigadas PIAE se han desplazado a las entidades con pronóstico de lluvias, con el fin de reforzar al personal y sumar equipos especializados, para contribuir en la atención de las emergencias de origen hídrico que pudieran presentarse.

Comisión Nacional del Agua Orlene Orlene Orlene