Jiménez Espriú deja la Secretaría de Comunicaciones

A través de redes sociales el presidente agradece al ahora exfuncionario Jiménez Espriú por su trabajo en la secretaría; presenta al ingeniero Jorge Arganis como el nuevo titular de Comunicaciones.

Luego de haber sostenido una reunión con Javier Jiménez Espriú, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que éste deja la titularidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Luego de que en los últimos días se presumiera que el ahora exfuncionario había presentado su renuncia, el mandatario federal confirmó esta mañana que el ingeniero ya no seguirá en el cargo.

Por lo anterior, en un video publicado en Youtube, López Obrador agradeció el “apoyo, profesionalismo y servicio” que aportó Jiménez Espriú.

Durante la semana, el presidente confirmó que existía un desacuerdo entre Jiménez Espriú y la decisión del Gobierno federal por la asignación a la Secretaría de Marina la supervisión de aduanas y puertos.

Ante esta situación, López Obrador presentó al ingeniero Jorge Arganis Díaz Leal como el nuevo secretario de Comunicaciones y Transportes.

 

 

Jiménez Espriú tiene nexos con caso Odebrecht, lo cual cuestiona su honorabilidad.

El colaborador de Andrés Manuel López Obrador confirmó desde 2018 que es miembro suplente del Consejo Administrativo de Idesa, compañía asociada con una filial de Odebrecht en el completo Etileno XXI.

Idesa se asoció con Braskem, filial de Odebrecht, en el complejo petroquímico Etileno XXI, que de acuerdo con la Cuenta Pública de 2016 de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) ha provocado una pérdida de mil 900 millones de pesos a Petróleos Mexicanos.

En entrevista con Animal Político argumentó que, como consejero suplente de Idesa, no conoció los términos establecidos en el acuerdo: “En Idesa dijeron ‘nos vamos asociar’ y nosotros, los integrantes del Consejo de Administración, únicamente autorizamos que se participara con una parte de la inversión que es mínima. Todas las condiciones del contrato ya las vieron el consejo Braskem-Idesa, del cual no formo parte”.

Dijo que si Pemex firmó un contrato desventajoso, que representa una pérdida a su patrimonio, sería una “situación muy grave”.

El exdirector de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México advirtió que su currículum vitae siempre ha sido público, y que nunca ha desconocido a su familia. Negó haber fungido como director de Idesa, y explicó que la invitación a formar parte del consejo administrativo provino de sus cuñados.

Sea como sea es una prueba fehaciente del combate a la corrupción del Presidente Andres Manuel López Obrador que no pasó jamás de ser un lema de campaña electorera.