Las almendras, un regalo de la naturaleza

Las almendras son unos frutos secos muy ricos en nutrientes muy beneficiosos para nuestra salud durante cualquiera de las etapas, especialmente las que más nutrientes nos exigen.

Las almendras son los frutos del almendro y existen diferentes variedades que podemos encontrar en los mercados. Las almendras retrasan el envejecimiento, cuidan nuestro sistema muscular, nervioso, inmunitario y cardiovascular.

Propiedades nutricionales de las almendras:

* Alcalinizan el organismo

* Su aporte en carbohidratos nos ofrecen energía para afrontar la jornada más exigente.

* Posee aminoácidos y ácidos grasos esenciales (Omega 6 y 9), que entre otras cosas, protegen nuestro sistema cardiovascular.

* Son ricas en minerales como el potasio, que regula la presión arterial y se recomienda en los casos de hipertensión, además es imprescindible para cuidar nuestro corazón.

* El hierro que contienen las almendras nos evitará tener anemia.

* Su contenido en selenio combate los radicales libres, evita enfermedades degenerativas y cuida el corazón.

* Gracias a su aporte en magnesio nos ayuda a mantener dientes y huesos fuertes, cuida nuestros músculos, combate la ansiedad, la irritabilidad y favorece un buen descanso, evitando el insomnio.

* Por su contenido en calcio las almendras previenen la osteoporosis

* Son depurativas

* Gracias a la Vitamina E que contiene nos protegen de los radicales libre, el estrés, el envejecimiento, cuida nuestro sistema circulatorio,

* Su contenido en fibra facilita el tránsito intestinal regular y nos hace sentir saciados

* Es rica en proteínas vegetales

* Contiene Vitamina A que fortalece el sistema inmunitario y desintoxica el organismo

* Por su contenido en vitaminas del grupo B (B1, B2, B5, B6, B7 y B9) nos ayudan a evitar las migrañas, cuidar la vista, evitar la ansiedad, el insomnio, el estrés, cuidar el cabello, uñas y piel o incluso regular el azúcar en sangre.

* Al contener índice glucémico bajo son aptas para personas con diabetes.

* El zinc que contiene las almendras mejora el funcionamiento del sistema inmunitario, favorece el crecimiento y combate los estados de fatiga o cansancio.

* Contiene fósforo que nos ayuda a tener mayor resistencia física y mental, además de cuidar del buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso

Si quieres aprovechar todas estas bondades de las almendras y hacerlas más digeribles, es recomendable dejarlas remojando en agua durante 8 horas. Luego las cuelas, eliminas la piel y puedes comerlas tal cual o incluso hacer una riquísima y nutritiva leche o bebida de almendras.

Las almendras, además de ser una magnífica fuente de energía, contienen muy poca agua y todos sus componentes están muy concentrados, por lo que disponen de cantidades importantes de los principales nutrientes:

  • Proteínas
  • Grasas
  • Hidratos de carbono
  • Vitaminas
  • Minerales

La mayoría de los expertos y estudios epidemiológicos coinciden en señalar que un consumo regular de entre 7 a 15 semillas al día puede desarrollar todas estas virtudes en el organismo:

  • Salud cardiovascular
  • Las almendras no engordan
  • Previene la intoxicación por alcohol
  • Almendras contra la diabetes

Cómo consumir las almendras

Para aprovechar los muchos beneficios del consumo regular de almendras, te ofrecemos unos consejos que puedes llevar cabo fácilmente:

Las almendras deben ser consumidas crudas y con piel, ya que conservan mejor sus propiedades. Además, las que vienen peladas suelen estar tratadas con elementos químicos y aditivos para que se conserven más tiempo.

Procura consumirlas biológicas para evitar pesticidas que hayan sido utilizados en su cultivo.

Evita por completo estas semillas amargas, ya que son tóxicas.

Incluye unas cuantas almendras en el desayuno (con el muesli, por ejemplo) y en la comida (en cualquier guiso o ensalada). Las almendras ofrecerán una deliciosa textura y un sabor muy agradable a todos tus platos. Además, este versátil fruto seco combina bien con platos tanto dulces como salados.

Otra forma de beneficiarnos de las propiedades de las almendras es haciendo leche de almendras casera. Simplemente bate unas almendras con agua, cuela la mezcla y añade un poco de sirope de ágave o azúcar integral de caña, canela y una ramita de vainilla… ¡deliciosa!

Los frutos secos son un alimento básico y muy nutritivo de la dieta mediterránea. Aprovecha sus muchas propiedades incorporándolos a la dieta de manera regular en las distintas comidas del día para disfrutar de una buena salud cardiovascular.

Ecoportal