López Obrador da positivo a covid-19

 

«Los síntomas son leves pero ya estoy en tratamiento médico»: AMLO, luego de confirmar que dio positivo a covid-19

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este domingo que dio positivo a covid-19.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario de 67 años dijo: «Los síntomas son leves pero ya estoy en tratamiento médico».

«Como siempre, soy optimista. Saldremos adelante todos», escribió en uno de dos mensajes en la red social.

Indicó que seguirá atendiendo su agenda desde su residencia, en el Palacio Nacional de Ciudad de México. En tanto se recupera, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, atenderá las conferencias de prensa matutinas.

Este fin de semana López Obrador participó en varios actos públicos y reuniones en una gira por el noreste del país.

El viernes estuvo acompañado del canciller, Marcelo Ebrard, en una llamada telefónica con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Después participó en otros actos en los estados de Nuevo León y San Luis Potosí con funcionarios federales y locales.

El mandatario no acostumbra usar mascarilla en sus apariciones públicas.

México acumula más de 1,75 millones de contagios de covid-19, el 13° país con más casos confirmados a nivel mundial. Además, casi 150.000 personas han fallecido por la enfermedad, la cuarta cifra más alta del mundo.

Este domingo, el primer mandatario encabezó la inauguración de instalaciones de la Guardia Nacional en Soledad de Graciano Sánchez, San Luis Potosí, evento en el que no utilizó cubrebocas. En el acto público también estuvieron presentes la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez; el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; el secretario de Marina, José Rafael Ojeda; y el jefe de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio.

Su contagio se da 14 días después de que el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, informó que también había dado positivo al virus SARS-CoV-2.

El pasado 13 de enero, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, detalló en la mañanera el protocolo de salud que se seguía para evitar contagios durante las reuniones con López Obrador. Se siguen cuatro pasos: si se presentan síntomas, no se asiste; sana distancia, uso de cubrebocas y limpieza del lugar. Además, las personas que tenían mucha cercanía con el primer mandatario se hacen pruebas cada 15 días.

Desde el inicio de la pandemia, López Obrador causó polémica por sus declaraciones y por negarse a usar cubrebocas en las mañaneras, en las reuniones en Palacio Nacional y en sus viajes por el país.

A finales de enero del 2020, cuando aún no se había detectado ningún caso en México, el jefe del Ejecutivo señaló que no debía haber alarma porque “se piensa que no es tan dañino, tan fatal este virus llamado coronavirus”.

En México, el primer caso de Covid-19 se detectó el 28 de febrero del 2020; sin embargo, AMLO siguió afirmando que el virus no era algo terrible o fatal. “Ni siquiera es equivalente a la influenza”, expresó en su momento.

Luego el 18 de marzo al ser interrogado sobre las medidas de su gobierno para contener la epidemia, el presidente decidió mostrar a sus “escudos protectores”, entre ellas una del Sagrado Corazón de Jesús.

Todavía el 2 de diciembre, al referirse al señalamiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que México se tomara en serio la pandemia, así como el uso del cubrebocas el jefe del Ejecutivo sostuvo que Jorge Alcocer, secretario de Salud, y Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, le habían dicho que las mascarillas no eran indispensables.

“Yo me guío por lo que me recomiendan los encargados de llevar a cabo toda la estrategia para enfrentar la pandemia. Desde el principio lo que me han recomendado es que guarde la sana distancia, que eso es lo más importante, y el aseo, el lavarse las manos y tener mucho cuidado, cuidarnos”, dijo en conferencia matutina.

Y aunque AMLO suspendió las giras por los estados el 15 de abril, el 1 de junio del 2020 decidió retomarlas argumentando que se guardaría la sana distancia y no habría asistentes en sus eventos para evitar aglomeraciones y evitar salir positivo a covid-19.

Durante meses, el presidente fue señalado por las estas acciones y él se justificaba diciendo afortunadamente no había tenido los síntomas que constantemente repetían las autoridades de salud: tos, calentura y dolor de cuerpo. No obstante, el 19 de octubre del 2020 fue cuestionado sobre las pruebas Covid que se habría practicado dado el ritmo de trabajo que llevaba. A esto, el primer mandatario respondió que para esas fechas ya llevaba como ocho muestras y que semanalmente se hacía una.

En los grupos de riesgo

En el 2020, el presidente cumplió 67 años, por lo que pertenece a la población de la tercera edad y con base en la información que se ha dado desde el inicio de la emergencia sanitaria, uno de los grupos de riesgo es precisamente este.

Sin embargo, el primer mandatario también está dentro de otro grupo de riesgo por comorbilidad, ya que sufre hipertensión.

“Soy hipertenso. Me tengo que tomar un coctel de pastillas diarias para que no me aumente la presión y que yo no me enoje, que no me hagan hacer corajes los de la mafia del poder”, expresó el tabasqueño el 19 de diciembre de 2017, siendo precandidato de Morena a la Presidencia de la República, cuando su contrincante del PRI, José Antonio Meade propuso realizar exámenes médicos a todos los aspirantes a la silla presidencial.

Agencias