Los modales de un hombre en lo privado y lo público

Los modales de un buen hombre no se miden por cómo se comporta en público, sino por cómo se comporta en la intimidad.

Si bien es cierto que los tiempos han cambiado para el hombre y la mujer actualmente se es mucho más independiente y autosuficiente, y tal vez ya no estamos a la espera de ese príncipe azul o caballero andante que llegue a rescatarnos montado en su corcel, si hay ciertas atenciones que cualquier mujer espera de su pareja en la convivencia diaria.

No me refiero a que, necesariamente el hombre nos tenga que abrir la puerta del auto o retirar la silla cuando nos vamos a sentar en un restaurante, aunque tampoco está mal si desean hacerlo, si no a que sean amables y corteses con su pareja.

Así como esta cortesía no debe perderse en el terreno social, tampoco en el íntimo. Hay ciertas atenciones que cualquier hombre con un mínimo de cortesía debe tener con su pareja en el ámbito sexual.

Te presento algunas de las actitudes o detalles que presenta un hombre cortés en la intimidad, de acuerdo con lo que refieren algunas mujeres:

Un gentil hombre se asegurará de que el lugar en el que tendrá relaciones sexuales con su pareja, sea un lugar seguro, limpio y cómodo, en el que los dos puedan disfrutar de una gran noche de pasión, ya sea su casa, la de su pareja o un buen hotel. Es decir, no expone a su pareja a correr el riesgo de ser sorprendidos durante la acción, evitando exponerte a pasar por algo incómodo.

Un verdadero caballero tendrá detalles con su pareja y hará todo lo que sea necesario para seducirla, si es necesario le cocinará una cena romántica y creará un ambiente en el que su pareja se sienta cómoda.

Un hombre leal sabe que los preliminares como besos o caricias son una parte esencial del sexo y no un simple requisito. Además, jamás llevará ropa interior en malas condiciones.

Preferirá boxers presentables y muy limpios. Aunado a ello siempre se quita los calcetines antes de meterse en la cama con una mujer. Sabe que, al tener una relación sexual con su pareja, no se trata sólo de que ella lo complazca a él, sino que ambos deben experimentar el mismo placer sexual.

Un hombre amable no se conformará con sólo eyacular para terminar la relación sexual, tratará de que ambos lleguen al orgasmo. La vergüenza a la hora de preguntar información sexual a su pareja no es algo que preocupe al caballero. Él se permite indagar sobre ello con la mayor confianza, para enterarse de lo que te gusta y cómo te gusta.

El caballero sabe interpretar los gestos, gemidos y caras para actuar e intensificar el placer de ella.

Considera que si la táctica no funciona se debe cambiar la estrategia para hacer sentir a su pareja cómoda, tranquila y busca que disfrute al máximo.

Es importante señalar que un hombre gentil, al que le importa su pareja, considera cuidarlos a ambos de alguna enfermedad o infección de transmisión sexual o de un embarazo no deseado, además y como punto más importante evitará divulgar con otras personas lo que hace en la cama con su pareja.

Eréndira Córdoba