Los trapos sucios se lavan en casa

 

Lucha de castas y… ¿diversión? Los trapos sucios se lavan en casa llega a salas

La película «Los trapos sucios se lavan en casa», es una historia que si bien promete hacer reír al espectador, también lo hará reflexionar sobre la lucha de castas vigente en la sociedad mexicana actual.

En Los trapos sucios se lavan en casa dos empleadas domésticas tomarán venganza ante el maltrato de sus patrones.

La cinta dirigida por Diego Muñoz toca temas actuales como la política, la riqueza y el clasismo al narrar la historia de Lupita y Toñita, trabajadoras domésticas en casa de los adinerados Ruíz Palacios, quienes cansadas de no recibir su pago ni el respeto de sus patrones, deciden idear una venganza mientras la familia se prepara para pasar un fin de semana en Las Vegas.

Lisset, quien da vida a Gloria, destacó en entrevista que la historia sin duda es divertida, pero sobre todo es reflexiva porque pondrá a pensar al público sobre el papel de las trabajadoras domésticas y el rol de muchas mujeres en la sociedad.

«(Gloria) se deja llevar por su historia de vida y vive en la apariencia y en lo que dicen los papás, tiene la familia feliz y en las fotos salen como si fueran felices y son más que disfuncionales hasta que sucede el evento y Lupita le da la mejor lección de vida que una mujer le puede dar a otra mujer. Hay una evolución de conciencia», dijo.

Para Giovanna Zacarías, en el papel de Lupita, la película muestra el deber ser de las trabajadoras del hogar, señalando que si las tratan mal deben callar o que deben sentir culpa por exigir lo que merecen.

«En la historia hay un despertar de estas chavas (Lupita y Toñita) y dicen ´hasta dónde llega mi dignidad si me pisotean todo el tiempo´, y no paran hasta que llegan a la fibra más honda que es su familia y es cuando hay una transformación en ellas, no maliciosa, pero si de amor propio y hace que reaccionen así», explicó.

Ambas actrices coinciden en que a pesar de que el tema de las trabajadoras del hogar se ha visto recurrentemente en las pantalla en los últimos años, esta película marca la diferencia por cómo concluye la historia. Los trapos sucios se lavan en casa, que desde hoy está en cartelera nacional, también cuenta con las actuaciones de Arath de la Torre y Amorita Rasgado.

Foto: cortesía  Jessica Meza El Horizonte