Mascarilla de bicarbonato y limón te sorprenderá

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes más versátiles de todos los hogares. Se utiliza para cocinar, limpiar y cuidar el cuerpo.

Por lo tanto, no es sorprendente que las mejores mascarillas faciales a menudo contienen bicarbonato de sodio. Aquí le ofrecemos la mejor receta para el cuidado de la cara.

Usted ya no tendrá que preocuparse cuando la fatiga, la falta de sueño y el estrés dejen marcas en la cara. Esta mascarilla puede ayudar a deshacerse del acné, ojeras, espinillas y las bolsas debajo de los ojos de manera rápida.

RECETA:

Ingredientes:

2 cucharada de bicarbonato de soda
2/1 limón exprimido
2 gotas de aceite de árbol de té

Preparación y uso:

Mezcla hasta que tiene la consistencia que te guste y aplícala en la cara. Si tiense piel sensible, puedes añadir agua en la mezcla.

Si no la lavamos por las noches toda esa suciedad se acumula y provoca manchas, falta de elasticidad o poros dilatados. El bicarbonato te puede ayudar en la limpieza de cutis.

1. Limpiador
Todos los días nuestra cara se expone a la contaminación ambiental, los rayos del sol, las toxinas, el polvo y mucho más.

Si no la lavamos por las noches toda esa suciedad se acumula y provoca manchas, falta de elasticidad o poros dilatados. El bicarbonato te puede ayudar en la limpieza de cutis.

2. Antiacné
El acné no solo aparece en los adolescentes. Si no cuidamos la piel como corresponde los granitos no tardan en aparecer.

Una mascarilla de bicarbonato de sodio es la respuesta para poder regular la grasa que se acumula en la dermis.

3. Antimanchas
Al igual que funciona muy bien para el acné, el bicarbonato también puede servirnos si tenemos manchas producidas por el sol, el paso del tiempo o la depilación.

4. Hidratante
Cuando se mezcla el bicarbonato con miel, aceite de argán o de oliva el resultado es una mascarilla ideal para humectar.

Esta combinación aporta vitaminas y ácidos grasos esenciales que estimulan el metabolismo celular y retienen el agua en las membranas celulares.

5. Antiséptico y antiinflamatorio
Aunque no está recomendado para pieles demasiado sensibles porque puede generar enrojecimiento, irritación y sequedad, el bicarbonato de sodio actúa como un potente antiséptico ideal para los granitos que se infectan.

También puede servir si la dermis se ha inflamado por una alergia o el contacto con el sol.

Con salud