Menos Mal que los motociclistas son de plástico

Menos Mal que los motociclistas son de plástico, por: Samuel Pérez Rios.

Manos Mal que en Querétaro, los miles de motociclistas son de plástico, o cuando menos eso parece, pues cada día se sucinta un promedio de tres accidentes de los cuales varios llegan a ser de consecuencias fatales para sus tripulantes.

¿Qué factores intervienen en estas colisiones?, velocidad, falta de equipo de seguridad, imprudencia, prisa, malas decisiones, necesidad, etc.

Ricardo mi cuñado hace como dieciséis años me compartió un dicho motoneto que reza así: «Solo existen dos tipos de motociclistas, los que ya se cayeron y los que se van a caer», en ese entonces yo comenzaba a usar una motocicleta para desplazarme y efectivamente en estos años, yo ya me caí, una ocasión en piso mojado al pasar mal por una vía del tren, las consecuencias, un pantalón roto y dos raspones en el codo y la rodilla, ah, y una vergüenza de los diez mil demonios que me hizo levantar rápidamente mi moto y hacer como que no me dolió, ah… pero cuando el golpe se enfrió me dolía hasta el occipucio.

En realidad la motocicleta es un medio excelente de transportación, ágil, económico, cómodo, eficiente, contamina poco, pero como todo hay que tenerle respeto y extremar precauciones al conducir, además de siempre cuidar la unidad con su correcto mantenimiento en todas sus partes, así como orden en la documentación requerida para circular (placa, tarjeta de circulación y licencia).

Cuando alguien me advierte del peligro de mi medio de transporte yo siempre argumento que ¿Cuántas ocasiones han visto a un cartero atropellado?, y es cierto, el promedio es extremadamente bajo, solo por una razón, no tienen prisa por terminar su labor, manejan con precaución y sin arriesgarse más de lo debido.

El conflicto entra cuando se combina la prisa y la falta de pericia al manejar, sobre todo hoy en día que circulan miles de repartidores de plataformas digitales, muchos de ellos con motocicletas en mal estado por el constante traqueteo y sin mantenimiento por la falta de tiempo o de presupuesto para realizarlo.

Pero pretextos hay muchos, el hecho es que la mayoría manejan de manera imprudente y se confían a la pericia de los automovilistas, dejándole a un tercero, la responsabilidad de su integridad física.

No existe motivo alguno que valga la pena una caída, pues en moto, un derrapón a 60 km./h ya duele y mucho, desde luego que a mayor velocidad, mayor el golpe y las consecuencias del mismo.

Las redes sociales están llenas de quejas de motociclistas en contra de la autoridad por los constantes retenes y medidas en contra de ellos, pero se quejan los que no traen papeles, o compran licencias falsificadas en Facebook, o simplemente no respetan el reglamento de tránsito, que finalmente, está diseñado para regularnos y protegernos de algún siniestro.

Efectivamente nadie está exento de un accidente y no el total de las imprudencias las comenten los motociclistas, pero en un choque contra un automóvil, siempre va a ganar el carro, por lo que la responsabilidad de manejar adecuadamente es de nosotros los motociclistas por nuestra propia seguridad y por la tranquilidad de nuestras familias.

Tengo amigos que han sufrido incidentes por culpa de carros y los choferes se han hecho responsables de los daños, pero la parte más fea la llevan ellos, además todos los accidentados coincidimos que si hubiéramos circulado más lento, el accidente se hubiera evitado.

Como decía el famoso anuncio del IMSS… después ya nada es igual.

A todo conductor de cualquier vehículo automotor le pido que se cuide, sea responsable y valore que tanto importa aumentar de más la velocidad.

 

motociclistas

 

 

Menos Mal / Por: Samuel Pérez Rios.

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Qro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.