Lo que no sabías del monumento del Ángel de la Independencia

El monumento de la avenida Reforma del DF ha sido testigo de revueltas políticas, verbenas populares y celebraciones deportivas.

CIUDAD DE MÉXICO — El Ángel de la Independencia es quizá el monumento más representativo de México. Por ahí pasó Francisco I. Madero durante su entrada triunfal, en 1913. También ha habido protestas políticas, celebraciones deportivas y verbenas populares.

La escultura, situada en la cuarta glorieta del Paseo de la Reforma (Centro Histórico a las Lomas), representa una Victoria Alada y fue mandada construir por el general Porfirio Díaz para conmemorar el centenario de la Independencia.

En el año 1900, el arquitecto, ingeniero y restaurado Antonio Rivas Mercado (1853-1927) fue elegido para diseñar el proyecto de la Columna de la Independencia en colaboración con el escultor italiano Enrique Alciati.

La primera piedra fue colocada el 2 de enero de 1902 y la cimentación consistió en 4,650 pilotes de madera y fijados a una profundidad de 23 metros, debajo de otros tantos pilotes de concreto.

Cuenta con una escultura de 6.5 metros de altura, hecha de bronce y cubierta por 25,000 laminillas de oro de 23 kilates, que descansa sobre una columna de acero y cantera (juntas pesan 3,510 toneladas).

Columna

En 1909 se inician trabajos sobre el capitel, la parte superior de la columna, que está rodeada por cuatro águilas con las alas extendidas como en el escudo nacional de esa época. La estructura de acero, cubierta de cantera de Chiluca, está decorada con guirnaldas, palmas y anillos con los nombres de los héroes de la independencia.

Hermenegildo Galeana, Mariano Matamoros, Guadalupe Victoria, Manuel Mier y Terán, Agustin de Iturbide, Juan Aldama, Ignacio Allende e Ignacio López Rayón.

monumento

FOTO: Museo Archivo Fotográfico de la Ciudad de México

Mausoleo

En 1925, el mausoleo situado en la base del monumento recibió los restos de los héroes de la independencia. La puerta tiene un medallón que represente la República Mexicana, se ha dicho que Antonieta Rivas Mercado, hija del arquitecto, fue la modelo para este detalle.

El pebetero que contiene la lámpara votiva fue creado siguiendo los lineamientos formales de la época, cuando los perfiles prehispánicos respondían a la creación de un arte nacional.

Los Héroes de mármol

Junto a la columna hay un grupo de estatuas de mármol de Carrara de los más importantes héroes: José María Morelos (1765-1815), Vicente Guerrero (¡783-1831), Francisco Javier Mina (1789-1817) y Nicolás Bravo (1786-1854).

Intervenciones

1910: Desde sus primeros años, ‘el Ángel’,tuvo que batallar con el subsuelo, que a lo largo de un siglo ha registrado un hundimiento diferencial promedio de tres metros. Es por eso que hubo que sumar 14 escalones a los nueve que tenía originalmente en la base.

1957: Se centró en la restauración de las piezas que se desprendieron cuando la estatua cayó de su base debido a un sismo, así como en el refuerzo del paramento interior de la columna. El escultor José Fernández Urbina se encargó de la restauración, que duró más de un año. El monumento se reabrió el 16 de septiembre de 1958.

1985: Estuvo concentrada en la parte externa y en el aumento de un tramo de escalinatas.

2005: El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el GDF dan mantenimiento general al ángel. Regularmente la estatua es restaurada con una capa que la cubre de oro,

2006: El Gobierno del Distrito Federal trabajó en los hundimientos, al inyectar un mortero fluido debajo de la placa de cimentación y en la periferia. También restauró los mármoles y granitos del piso, así como el fuste, que tenía algunas fracturas. Esto, como parte del rescate del corredor Reforma-Alameda-Centro Histórico.

monumento

Cortesía: Brenda Blakely

Con información de Bertha Castañeda Barrera y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Nota del editor: Esta información se publicó originalmente el 15 de septiembre de 2011 y se actualizó el 15 de septiembre de 2014.