MORENA Querétaro: entre la unidad y la fractura

 

MORENA Querétaro: entre la unidad y la fractura; el PAN abre sus puertas a los morenos inconformes. Me Lleva El Diablo, 6 de enero 2021.

Parece que en Morena Querétaro no se visualizan como adversarios a vencer al PAN – gobierno estatal- y sus satélites PRI, PVEM, al mismo PT, y demás partidos, sino que creen tener la fortaleza para primero darse un “tirito” entre ellos, entre tribus. Los morenos queretanos son enemigos de sí mismos.

A meses de las elecciones federales de este año, las pugnas internas y las traiciones están a la orden del día en el partido que llevó a la Presidencia a Andrés Manuel López Obrador.

Luego de que morenistas inconformes con el proceso de designación de precandidaturas presentaron impugnaciones ante el Tribunal Electoral -de Guerrero Michoacán, Zacatecas y Chihuahua- el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, llamó a la unidad y a no recurrir a instancias ajenas para resolver conflictos internos.

Consideró que los militantes que se han manifestado en contra de los métodos de designación lo hacen porque no se vieron favorecidos en el proceso, por lo que los llamó a luchar por la transformación y no por cargos, y dejar atrás la etapa de la judicialización.

Como cualquier partido en el poder, Morena hará todo lo posible por ganar las elecciones intermedias: la mitad de los gobernadores, todos los diputados y miles de alcaldes y diputados locales. Las más grandes en la historia de México.

Para no meterse en problemas con su exigua cultura democrática, Morena eligió el método de las encuestas para designar candidatos.

Por otra parte, morenistas queretanos no han impugnado como en otros estados, los resultados emitidos por el Comité Nacional de Morena en cuanto a los candidatos para gubernatura, afirmó el presidente del Consejo Estatal, Ángel Balderas.

Aunque lo anterior aparentemente abona a la unidad no es así, dado que un grupo de afines al exrector Gilberto Herrera en ciberactivismo se quejan amargamente de que su prócer no haya sido el designado.

En la entidad todo indica que los impulsa más la ambición personal, el interés de grupo, que el proyecto transformador, y no pueden creer que exista alguien más que el exrector como para ganar las elecciones, y de la forma más arcaica, mesiánica y fundamentalista señalan que si no es con Gilberto no es con nadie como se puede ganar, demostrando su poca convicción democrática, y su falta de identidad y filia morenista.

Ahora bien, ayer el PAN dijeron que puede recibir a los morenos inconformes, en este caso a Gilberto y sus huestes, y en conferencia de prensa el presidente nacional del PAN, Marko Cortés, abrió las puertas de su partido a los aspirantes de Morena que no fueron electos como candidatos a las Gubernaturas de diversas entidades federativas.

Ahí tiene una alternativa para llenar sus expectativas.

A los morenos en la entidad se les hace bolas el engrudo, no tienen oficio político, ni convicción partidista, para dirimir sus diferencias internas, pueden más las facciones, las tribus, o como diría AMLO, se convierten en unos vulgares ambiciosos.

El canibalismo interno en Morena está en su máximo nivel, y aún les faltan los procesos internos para la designación de candidatos a presidencias municipales, principalmente en 4: Querétaro, Corregidora, El Marqués y San Juan del Río, donde se decide la elección en general.

Por ejemplo, en el caso de la presidencia municipal de Querétaro tienen que tejer fino, dado que el tema de género les complica la elección interna, pues si a la gubernatura va mujer, Celia Maya, todo indica que a la alcaldía de Querétaro tocaría hombre.

Pero está por verse si Paloma Arce, que lleva mano en la candidatura y que es fin a Gilberto Herrera, se deja, acepta; ella y otras aspirantes que están formadas dudamos que se disciplinen.
Es solo un ejemplo.

Que decir de las candidaturas de diputados locales, principalmente las plurinominales, los morenos históricos, los oportunistas, los arribistas, y los convencidos, andan con el cuchillo entre los dientes.

No entienden de qué se trata.

Con los diputados federales el problema será mayor, porque la designación, igual que la de gobernador, viene desde Palacio Nacional.

Morena en Querétaro no ha podido consolidarse, no ha podido enfrentar con buenos resultados sus luchas intestinas.

Se les olvida que la demanda de cambio impulsó el triunfo arrollador de López Obrador hace un par de años. Su llegada al gobierno, sin embargo, no significó que se saciara esa sed de cambio.

Por el contrario, ha sido alentada desde el mismísimo Palacio Nacional, ahora bajo la etiqueta de la Cuarta Transformación.

Por eso, en Querétaro pesa la marca nacional de Morena, y ya sea con Celia Maya o con Gilberto, y a pesar de los mismos morenos locales – principalmente de esos vulgares ambiciosos-, el partido o movimiento como dice su dirigente real, AMLO, tiene y va a dar la pelea en Querétaro, porque Morena, dijo Mario Delgado es el proyecto, no los candidatos.

Bueno eso dijo él, quién sabe qué digan aquí las tribus.

 

MORENA Querétaro

 

 

Me lleva el Diablo / Por Alejandro Guillén

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las delos miembros del equipo de trabajo de El Municipal Qro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.