No habrá Parlamento Abierto sobre reforma eléctrica

 

Morena rechazó el Parlamento Abierto para discutir la reforma a la industria eléctrica de AMLO

Morena, el partido del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, rechazó este lunes en el Senado que la polémica iniciativa de reforma a la industria eléctrica del mandatario sea analizada en Parlamento Abierto junto a expertos e involucrados en el tema, a pesar de que habían prometido a la oposición lo contrario.

La oposición, que había acordado con el partido de la mayoría realizar estos diálogos con expertos e involucrados del sector, se mostró muy molesto por la decisión de pasar directamente a la discusión de la iniciativa en comisiones.

Las comisiones unidas de Energía, de Medio Ambiente y de Estudios Legislativos Segunda votaron 26-20 contra la posibilidad de que se llevara a cabo este martes y miércoles el diálogo con diversos sectores de la sociedad, con los votos de Morena, con mayoría en el Senado, y de su aliado el PT (Partido del Trabajo), y pasaron directamente a la discusión del documento.

El bloque opositor no consiguió los votos para llevar la propuesta de López Obrador a Parlamento Abierto a pesar de que, en esta ocasión, el Partido Verde (PVEM) se sumó a ellos, al considerar que el impacto de la iniciativa será negativo para la competitividad y el medio ambiente.

Morena argumentó que era una “pérdida de tiempo” por reiterar las mismas críticas que se han expresado en las últimas semanas.

Además, Morena impidió que la oposición presentara en comisiones sus reservas a la iniciativa, por lo que deberá llevar sus objeciones a discusión apenas cuando el dictamen haya alcanzado el Pleno. “Morena y el PT (…) no escuchan, no dialogan, no aprenden y no toleran el debate. Están haciendo retroceder décadas a México de un solo manotazo”, señaló Alejandra Reynoso, senadora del opositor PAN (Partido Acción Nacional).

A continuación, a pesar del enojo de los senadores opositores, aceptaron que no podrían llevar a cabo de forma oficial el Parlamento Abierto y propusieron que las comisiones unidas se declararan en sesión permanente para discutir la iniciativa el tiempo que fuera necesario, para desahogar todas las preocupaciones.

El dictamen, que fue aprobado en la Cámara de Diputados la semana pasada con la mayoría que Morena también ostenta en San Lázaro, estaba planeado para discutirse el jueves en comisiones, luego del Parlamento Abierto, y recién después pasar al Pleno, quizá la próxima semana. Sin embargo, con el rechazo oficialista de este lunes, la reforma podría aprobarse de forma exprés en los próximos días, tan pronto como el jueves, de acuerdo con fuentes del partido que consultó Infobae México.

Sin embargo, senadores opositores como la panista Xóchitl Gálvez, propuso que se realice un “parlamento abierto” no oficial para recoger las inquietudes que trajo la reforma. “Es nuestro trabajo”, indicó la legisladora Indira Kempis de Movimiento Ciudadano, refutando la idea de que, como los diputados ya habían llevado a cabo uno de estos ejercicios, la discusión estaba completa.

Expertos, organizaciones, iniciativa privada y oposición han alertado sobre las afectaciones que tendría la aprobación de la reforma la industria eléctrica, incluido un aumento a las tarifas de luz, como advirtió la Cofece (Comisión Federal de Competencia Económica).

Organizaciones civiles también advirtieron de que la aprobación de la reforma de López Obrador, a la cual los Diputados le hicieron cambios menores que no cambian su espíritu, provocará graves daños al medio ambiente e incumplirá con tratados internacionales.

Sin embargo, Morena ha rechazado todas las acusaciones, argumentando que el país necesita independencia y soberanía energética, como propuso López Obrador, fortaleciendo con esta iniciativa a la paraestatal CFE (Comisión Federal de Electricidad) a su paso, en otro movimiento criticado por supuesto intento de “monopolio”.

Infobae foto agencias